Tultepec: no dejan morir tradición de los farolitos

Cientos de habitantes participan en la procesión con la que guían las almas de los niños muertos a sus casas
Usanza. Los faroles son elaborados de carrizo y papel de china, con una vela al centro (JUAN MANUEL BARRERA. EL UNIVERSAL)
02/11/2017
01:12
Juan Manuel Barrera
Tultepec, Méx.
-A +A

[email protected]

Cientos de habitantes de este municipio realizaron la Procesión de los Farolitos, tradición que data de hace casi siglo y medio, en la que familias recorren las calles del municipio con faroles de papel de china alumbrados con velas para guiar el camino de las almas de niños para que lleguen a sus casas.

El gobierno municipal informó que la Procesión de los Farolitos o Paseo de los Muertitos inició en 1875 y desde entonces se realiza la noche de cada 31 de octubre.

Los pobladores guían con una candela encendida en un farol las almas de los niños que murieron y no recuerdan el camino de regreso a sus casas.

Juana Antonieta Zúñiga Urbán, cronista de Tultepec, relató que doña Juanita Solano, quien era catequista, inició la tradición cuando invitó a niños del pueblo a efectuar la procesión el 31 de octubre, junto con sus familiares.

Autoridades municipales mencionaron que “la sugerencia fue que por cada familia que tuviera un infante fallecido, un angelito, portara un farol hecho con vara de garambullo, colorido papel de china y una vela encendida al centro. Esto dio pie a la destreza y creatividad de los tultepequenses para crear prismas, cruces y estrellas, entre otras figuras”.

En esta tradición participaron unas dos mil personas, quienes se reunieron frente a la vivienda de la familia Urbán Velasco, ubicada en la plaza Hidalgo, de donde partieron con sus faroles para recorrer las calles del pueblo y regresar a la Plaza Hidalgo, en el centro municipal. Posteriormente se efectuó un espectáculo piromusical.

Los faroles son elaborados de carrizo y papel de china, con una vela al centro. Tienen formas de cruces, ataúdes y calaveras, principalmente. En la actualidad los pobladores adoptan múltiples figuras de los farolitos, como si fuera un concurso de creatividad.

La procesión y la quema de toritos en honor a San Juan de Dios, patrono de los pirotécnicos (que se realiza el 8 de marzo), son dos de las tradiciones más importantes de Tultepec, municipio considerado capital de la pirotecnia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS