Tras lluvias, se recuperan entre escombros y lodo

Habitantes del oriente del Estado de México, los más afectados por la lluvia
En los municipios de Ixtapaluca, Valle de Chalco y Los Reyes La Paz, la inundación derivó de la acumulación de basura en las alcantarillas que sumado al granizo bloqueó el flujo del agua (CUARTOSCURO)
26/01/2018
03:50
Claudia González
Toluca, Méx.
Con información de Gibrán Casas
-A +A

[email protected]

El coordinador de Protección Civil, Arturo Vilchis Esquivel, informó que la tormenta y granizo que se registró el miércoles por la noche en municipios del Valle de México y el Oriente del Estado de México provocó daños en 20 viviendas de lámina en Ixtapaluca, aunque aseguró que los organismos de agua y de Protección Civil municipales respondieron ante la emergencia.

En la región Oriente, en los municipios de Ixtapaluca, Valle de Chalco y Los Reyes La Paz, la inundación derivó de la acumulación de basura en las alcantarillas que sumado al granizo bloqueó el flujo del agua.

Hubo escurrimiento en el Cerro del Tejolote en Ixtapaluca, el rebosamiento de algunos canales y cárcamos, por lo que autoridades emprendieron tareas de desazolve de alcantarillas. Sobre los encharcamientos en algunas colonias, el funcionario aseguró que con las labores de las direcciones locales fue suficiente para liberar el agua.

Resultaron afectados 20 domicilios de materiales provisionales, como cartón y lámina, en el municipio de Ixtapaluca, por lo que apoyaron al ayuntamiento con cobertores y colchonetas para los damnificados, además de habilitar un albergue temporal en el auditorio municipal que no fue empleado por los pobladores, pues prefieren permanecer en sus casas o ir con familiares y vecinos antes de irse al refugio.

“Les entregamos láminas para ayudarles, pero estamos ponderando cuáles, sobre todo por el peso de las que están elaboradas con cemento, pesa 30 kilos, estamos viendo si las casas pueden resistirlo”, dijo.

Negó que hubiera condiciones para sacar a la gente con lanchas, pues el agua de la inundación no llegó a más de cinco centímetros, pero la recomendación para los ayuntamientos es que revisen sus principales sistemas y al detectar taponamientos en las coladeras, liberarlas para prevenir riesgos.

Añadió que las lluvias no son un fenómeno atípico durante el invierno, por el contrario estaban previstas dentro de la alerta que mantiene desde el inicio de esta temporada en noviembre pasado la dependencia; sin embargo, recordó que son algunas condiciones como la acumulación de desechos en las alcantarillas el impedimento para que fluya el agua pluvial.

Los daños. Vecinos del municipio de Ixtapaluca amanecieron este jueves con sus casas cubiertas de lodo. Después de batallar la noche anterior para sacar el agua y proteger sus viviendas, los habitantes de este municipio tuvieron que asimilar la pérdida total de muebles, aparatos eléctricos, electrodomésticos.

La primera lluvia del año fue tomada al principio como algo espectacular. Las primeras imágenes que se compartieron en redes sociales después de la granizada mostraban las calles del municipio cubiertas de hielo: “¡Ixtapaluca se pintó de blanco!”, se leía en redes sociales.

Sin embargo, cuando los niveles del agua comenzaron a subir la perspectiva cambió por completo. En la parte alta del municipio, la lluvia arreció con mayor fuerza que en otros sitios y la corriente arrastró desde los cerros montones de basura y lodo.

Policías estatales y municipales tuvieron que hacer uso de sus patrullas para transportar residentes que ya no podían caminar sin que el agua les llegara hasta las rodillas.

Después de la tormenta, varios habitantes se sintieron molestos por la ayuda tardía de autoridades y opinan que el apoyo oficial será muy escaso para los estragos que dejó la primer lluvia de este 2018. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS