Transporte público, un peligro para mujeres: ONG

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio acusa agresiones sistemáticas
Activistas denuncian que en el Estado de México no se cuenta con un registro de los choferes de transporte público, lo que significa un riesgo. Foto: ESPECIAL
25/05/2018
00:31
Claudia González
-A +A

[email protected]

Toluca, Méx.— El transporte público que circula en el Estado de México es uno de los principales peligros para las mujeres, porque a bordo de sus unidades se registró una importante cifra de desapariciones, violaciones y agresiones documentadas por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), aseguró la coordinadora del organismo, María de la Luz Estrada.

Dijo que fue señalado como uno de los mayores riesgos en los 11 municipios donde fue declarada la Alerta de Género en el 2015: Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan de Juárez, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco Solidaridad, Cuautitlán Izcalli y Chalco, porque no hay control sobre los conductores que operan, un registro claro sobre el número de unidades que prestan servicio, ni las rutas que utilizan.

Afirmó que tienen documentados casos sobre agresiones sexuales ocurridas a bordo de combis y microbuses, sobre todo taxis colectivos en el Valle de Toluca, pero sin un registro o lista de empleados.

Sobre la renovación de las concesiones del transporte público en la entidad, promovidas por la Semov, consideró que es muy importante, siempre que cumpla con la demanda de los usuarios, pues son muchos años de simulación.

Pidió que las autoridades revisen modelos que sean efectivos para la seguridad de las usuarias, porque retomó el caso de la familia de Valeria, quienes se negaron a continuar con la protesta; sin embargo, hubiera servido para entender cómo operan algunas redes de trata relacionadas con transportistas.

Recordó que la campaña que iniciaron hace un par de años tenía como pilar la regulación del servicio, incluido Uber y otros servicios mediante aplicaciones móviles, porque en todos los casos no existe control sobre los choferes.

“Tú crees que abordas un camión en donde no te pasará nada y resulta que es una red. Pero el Estado no tiene control sobre esto, se convirtió en una de las vías importantes de desaparición de mujeres de todas las edades”, agregó.

Sobre la utilidad del Transporte Rosa, detalló que nunca informaron al OCNF respecto de las rutas que tendría, cuántas unidades iban a participar, en qué municipios ni las zonas donde correrían.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS