Refuerzan presa El Ángulo por lluvias

En el dique se construyen cinco recibidores para controlar su nivel
El año pasado el ojo de agua se desbordó dos veces, por lo que los vecinos se sienten alarmados en la época de lluvias (JUAN M. BARRERA. EL UNIVERSAL)
16/03/2018
01:21
Juan Manuel Barrera
-A +A

[email protected]

Cuautitlán Izcalli, Méx.— “Estamos preparados para lluvias fuertes”, aseguró Juan Pérez Luna, encargado de la presa El Ángulo, quien agregó que están en construcción cinco recibidores que disminuyen la fuerza del agua proveniente de Atizapán y previenen el desbordamiento de la misma.

La noche del 14 de marzo la presa fue desfogada debido a la intensa lluvia, lo que provocó alarma en habitantes de viviendas asentadas detrás de la cortina del cuerpo de agua, que el año pasado se desbordó dos veces e inundó con aguas negras cientos de casas.

Pérez Luna reconoció que pobladores se espantaron por el desfogue de la presa, pues “sube tantito el nivel y piensan que se va a desbordar. Se ha estado controlando”.

Reiteró que el dique puede resistir una lluvia de tres o cuatro horas ya que tendrá cinco recibidores que evitarán que el agua de Atizapán llegue directamente y, por la fuerza y la basura, tape las compuertas.

“Aguantamos esta lluvia y vamos a esperar las que vengan, primeramente Dios”, dijo.

Habitantes de la colonia Ejidal San Isidro mencionaron que algunas familias entraron en pánico por la lluvia del miércoles, quienes incluso salieron de sus viviendas.

“Sí sentimos mucho pánico porque hay muchos niños pequeños. Muchas personas de las primeras casas tienen niños pequeños y empezaron a salir bien desesperados”, relató una mujer habitante de calle 16 de Septiembre.

Afirmó que las aguas negras entraron a los patios de tres viviendas de la calle y en una contaminaron la cisterna, aunque hasta el mediodía de ayer la familia afectada no había recibido ayuda.

“Que vengan a checar las casas donde hubo afectaciones y ojalá nos hagan caso. Desgraciadamente fuimos olvidados después de lo que ha pasado. Cuando teníamos diálogo en las mesas nos decían que le iban a dar procedimiento a la presa, pero da la casualidad que ahorita ya no fue así. Se está viendo que no hay trabajo. Lo poco que llueve nos está afectando demasiado”, dijo.

Manuel Camacho Salmón, vocal ejecutivo de la Comisión del Agua del Estado de México (Caem), informó que junto con el organismo Operador de Agua (Operagua) de Cuautitlán Izcalli, desazolvaron la presa, lo que otorgó mayor espacio.

“El año pasado el vaso se derramó por la cortina, el vaso tenía 45 mil metros cúbicos de azolve y hemos retirado 13 mil metros cúbicos, y no hemos llegado ni a la mitad, eso representa cerca de 2 mil 170 viajes de camiones que ha puesto Operagua y la Caem”, dijo.

Agregó: “Con la lluvia de ayer fue necesario desfogar y corrió el agua por Quetzal y Jesús María. Fue a encharcarse en la unidad habitacional Niños Héroes, pero ya hay más calles secas”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS