Rechazan destitución de presidenta del DIF

Director manejó erróneamente el término, revira Naucalpan
La esposa del ex edil de Naucalpan, Liliana Carbajal de Olvera, aún opera en el cargo honorífico en la institución (TOMADA DE TWITTER)
04/04/2018
01:28
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

[email protected]

Naucalpan, Méx.— La presidenta del DIF, Liliana Carbajal de Olvera, permanece en el cargo y hasta hoy no hay orden de destitución en su contra, afirmó el director Jurídico municipal, Gabriel García Martínez, al precisar que la demanda laboral que interpusieron médicos despedidos no ha llegado a la Suprema Corte de Justicia.

Luego de que el director general del DIF Naucalpan, Armando René Gordillo, informó que hace unos días recibieron un apercibimiento de destitución de la presidenta del DIF por el juicio laboral de una dentista que demanda una liquidación particular de 6 millones de pesos, de un total de más de 100 millones de pesos que piden 21 médicos; procedimiento que lograron frenar con una negociación que está en curso.

El DIF realizó una negociación con la parte actora para dejar sin efecto la determinación del juzgador, “porque hemos estado en una negociación permanente, nunca ha habido una negación al pago”, apuntó el director municipal de este organismo.

La orden de suspensión de la presidenta del DIF la emitió la Sala Auxiliar de Tlalnepantla del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, señaló Gabriel García, director Jurídico de Naucalpan, quien precisó que fue un “error de concepto” del director del DIF, quien de forma errónea manejó el término de destitución.

La sentencia laboral de pagar 100 millones de pesos a 21 médicos despedidos del DIF en 2009 es un monto impagable para el DIF, cuyo carácter es altruista, por lo que es muy probable que este adeudo se herede a la próxima administración, reconoció el director Jurídico.

“En promedio, cada uno de los 21 médicos, que presuntamente fueron despedidos en 2009, demanda el pago de 6 millones de pesos por salarios caídos, aguinaldo, horas extras, en una cifra inflada que ellos no habrían cobrado si se hubieran quedado a trabajar, porque ni un director general cobra 800 mil pesos”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS