Piden ayuda para detener urbanización de área protegida

En el Parque Nacional de los Remedios, que es reserva ecológica, construyen un camino y al parecer fraccionan el terreno
04/05/2018
01:06
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

[email protected]

Naucalpan, Méx.— El movimiento de tierra, derribo de árboles y relleno con cascajo en el polígono IV del Parque Nacional de Los Remedios amerita la presencia urgente de autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), señalaron vecinos y ejidatarios de Los Remedios, San Juan Totoltepec, Ciudad Brisa y Satélite.

La síndica Mariela Pérez de Tejada hizo un llamado al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, a la Cepanaf y a la Profepa, para el resguardo del Bosque de Los Remedios, donde “hay asentamientos irregulares y las denuncias no proceden.

“Cepanaf pedimos apoyo para atender deslinde y resguardo del bosque ante movimiento de tierra e invasiones”, reiteró Pérez de Tejada.

El Parque Nacional de Los Remedios, por decreto presidencial emitido el 15 de abril de 1938, hace 80 años, fue declarado reserva ecológica en 410 hectáreas, las que al paso del tiempo han sido progresivamente invadidas y urbanizadas. A la fecha sólo quedan unas 90 hectáreas libres.

“Este es un tesoro natural, un pulmón y sitio de recarga de los mantos acuíferos que es importante proteger”, señalaron vecinos, quienes temen ser amedrentados por los invasores.

En los últimos meses maquinaria abrió un camino de 200 metros lineales, donde invasores derribaron la malla ciclónica que autoridades de Naucalpan colocaron para delimitar el Parque Nacional de Los Remedios.

“Tiraron camiones de cascajo para rellenar y hacer un camino, derribaron árboles adultos y aún hoy continúa el movimiento de tierra para conectar el bosque con la avenida de Los Arcos, hacia San Juan Totoltepec”.

En el sitio autoridades de la vocalía ejecutiva de Asentamientos Humanos de Naucalpan y colonos colocaron letreros que es una “zona no urbanizable” , por lo que está prohibido construir, escarbar o talar árboles.

A su vez, colonos como Alejandro Villagómez Ramírez y Laura Elena Guzmán, delegado y presidenta del Consejo de Participación Ciudadana de San Juan Totoltepec, entre otros, piden una investigación para sancionar a los funcionarios que permitieron el trazado de la calle.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS