Neza y Chalco sufren por agua tras el sismo

Daños en redes hidráulicas afectan a 100 mil habitantes; De la Rosa prevé que esta semana se restablezca el servicio
De acuerdo con el alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa, los temblores del 7, 19 y 23 de septiembre provocaron fugas en el ramal Míxquic-Tláhuac, tan sólo en este municipio han detectado 100. (EMILIO FERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
04/10/2017
01:00
Emilio Fernández
Nezahualcóyotl, Méx.
-A +A

[email protected]

A 14 días de que se registró el terremoto de magnitud 7.1, los gobiernos locales de Nezahualcóyotl y Valle de Chalco no han terminado de reparar los daños ocasionados en las redes hidráulicas, por lo que más de 100 mil habitantes no tienen agua potable.

En el caso de Nezahualcóyotl, las autoridades informaron que 30% de la población no tiene suministro porque aún hay fugas en las redes secundarias, lo que impide que el agua llegue a los hogares de las familias.

El alcalde Juan Hugo de la Rosa García comentó que más de 90 mil residentes de las colonias El Sol, Estado de México, Juárez Pantitlán, Perla, Reforma, Loma Bonita, Las Águilas, Valle de Aragón, en sus dos secciones, y Ciudad Lago sufren aún por el desabasto.

El edil atribuyó la falta del servicio normal a la población a que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) no han restablecido al 100% el caudal al municipio, además de que algunos habitantes en busca del líquido rompieron válvulas y dañaron registros, lo que prolongará una semana las reparaciones en las redes hidráulicas.

Los movimientos telúricos del 7, 19 y 23 de septiembre provocaron fugas en el ramal Míxquic-Tláhuac, al igual que más de 100 en el municipio, tanto en líneas de conducción primarias como en secundarias, pero ya fueron reparadas en los últimos días.

“Antes de los sismos en el municipio había un déficit de 30% en el caudal de agua potable que recibía por parte de CAEM y Conagua, por lo que se ha solicitado en múltiples ocasiones a los organismos incrementar el abasto del líquido que se envía a los nezatlenses y la obra pública en dicha materia”, dijo De la Rosa.

El caudal que mandaba Conagua a través de la línea maestra de conducción de la avenida Texcoco, la cual abastece a la mayor parte de la zona centro de Neza, era de 530 litros por segundo y ahora después de restablecerlo tras los trabajos de reparación es apenas de 400, por lo que la presión no es suficiente para que llegue a todas las viviendas.

Indicó que, en el caso de la zona norte, ya se pusieron en operación 11 de los 12 pozos del Lago Nabor Carrillo, por lo que de no encontrarse más fugas en las líneas de agua esta semana estaría restablecido en su totalidad el servicio en el municipio.

Reparaciones pendientes. En el municipio Valle de Chalco, el organismo local de agua reportó que falta por reparar 25 fugas que han detectado en las líneas de conducción, por lo que más de 3 mil familias no tienen servicio normal de agua y calculan que a finales de octubre quedarán reparadas al 100 % las afectaciones en la red hidráulica.

Las colonias en las que no hay abasto son Providencia, Guadalupana 1, Guadalupana 2, en esta última es donde se encuentran las fugas más complicadas, explicó la directora del Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (ODAPAS), July Araceli Bailón Flores.

De los 12 pozos que funcionan en Valle de Chalco, ocho se dañaron en mayor medida por los temblores, por lo que dejaron de operar y hasta 300 mil personas sufrieron desabasto en el peor momento de la crisis.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS