Investigadores alertan sobre contaminación en presa de Edomex

La investigadora del IPN Marcela Galar informó que en el agua de la presa se han encontrado metales en grados que sobrepasan los niveles permisibles para la vida acuática, compuestos cancerígenos como el antraceno, antreno y algunos plaguicidas
(Foto: Archivo/El Universal)
16/11/2017
12:25
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Méx.
-A +A

La presa Madín, cuenca que abastece de agua potable a fraccionamientos de Naucalpan, Atizapán y Tlalnepantla, presenta contaminación severa de metales pesados y contaminantes químicos, que no elimina la planta de tratamiento que opera en el sitio, señalaron investigadores del IPN y dirigentes vecinales, que impulsan el movimiento #PreservaMadin, quienes realizarán una marcha contra el desarrollo urbano sin sustentabilidad.  

Marcela Galar Martínez, quien dirige el laboratorio de toxicología acuática de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), encabeza un grupo de estudio que por 16 años ha realizado un trabajo de investigación en aguas de la presa Madín, donde han encontrado un impacto de contaminantes sobre diversas especies, en particular sobre la carpa común, que consumen lugareños.

En presa Madín “hemos encontrado contaminación severa de metales, entre ellos el aluminio, mercurio y el fierro, en grados que sobrepasan los niveles permisibles para la vida acuática”, señaló la investigadora del IPN ante una veintena de dirigentes vecinales de fraccionamientos como Lomas Verdes, La Concordia, Las Alteñas, Jardines de Satélite y San Mateo.  

En las aguas de esta cuenca hay contaminantes emergentes como metforminas, antiinflamatorios como la aspirina, naproxeno, diclofenaco y algo muy importante compuestos cancerígenos como el antraceno, antreno y algunos plaguicidas, los que producen la muerte de organismos centinelas, alertó la investigadora del laboratorio de toxicología acuática de la ENCB del IPN.

Los contaminantes de la presa producen enfermedades como el Alzheimer, cáncer, parkinson y malformaciones congénitas, comprobado en las carpas que tienen genotoxicidad y ya no pueden reproducirse en la presa, pues en esta investigación al poner embriones de carpa expuestos a estos contaminantes en la presa, demostraron que son inviables y terminan por morir, informó Marcela Galar.

Eduardo Espinoza, gerente operativo de la Comisión Preserva Madín, investigador universitario, señaló que el crecimiento urbano desordenado ha contaminado las aguas de la presa a donde nuevos fraccionamientos y poblaciones descargan sus aguas residuales. La presa debe servir como contención de agua y abasto de agua a comunidades aledañas. De ahí la necesidad de rescatar los ríos y esta cuenca evitando construcciones y desarrollos que no sean sustentables.

Por ello estudiantes y habitantes de diversos fraccionamientos, realizarán el domingo 26 de noviembre una marcha “Contra el Desarrollo Urbano Sin Sustentabilidad, que partirá a las 9 de la mañana de la sexta sección de Lomas Verdes.

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS