Hallan cuerpo de Diego en el Lago de Guadalupe

Tras seis días de búsqueda el cadáver del joven salió a flote y fue rescatado por autoridades municipales
Equipo. En la búsqueda participaron varias corporaciones así como bomberos de varios municipios de la zona.
06/12/2017
01:06
Juan Manuel Barrera
Cuautitlán Izcalli, Méx.
-A +A

[email protected]

Seis días se prolongó la búsqueda de Diego entre las aguas fangosas del Lago de Guadalupe luego de que el joven desapareció el pasado 30 de noviembre al intentar salvar a su yegua del afluente luego de que ésta —al darle un baño— se atorara en el lodo del lugar.

Héctor Elorriaga Mejía, jefe de Bomberos de Cuautitlán Izcalli, informó que el cuerpo del joven fue localizado la mañana de ayer y en cuya búsqueda participaron rescatistas de varias corporaciones estatales.

Diego, de 20 años de edad, desapareció el pasado jueves 30 de noviembre luego de que intentó bañar en el lago de Guadalupe a su yegua, que quedó atorada en el fango y la ayudó a salir, aunque el joven desapareció en el espejo de agua; el animal regresó a su casa solo, lo que extrañó a sus familiares.

Autoridades municipales mencionaron que reportaron la desaparición del joven un día después, por lo que el 1 de diciembre inició la búsqueda formal del hombre, que concluyó la mañana de ayer al hallarlo sin vida en la zona del Lago de Guadalupe.

Triste hallazgo. En la búsqueda participaron rescatistas de varias corporaciones del Valle de México, entre ellas de bomberos de varios municipios de la zona, de la Cruz Roja y de la Marina; en las labores intervinieron buzos, que rastrearon las turbias y fangosas aguas del lago de Guadalupe.

Familiares de Diego, quien habitaba en Tepojaco, detectaron el cuerpo del joven alrededor de las 7:00 horas de ayer y dieron aviso a las autoridades para el rescate del cuerpo.

El Lago de Guadalupe se ubica en los límites de los municipios de Cuautitlán Izcalli y Nicolás Romero, en cuyas aguas está prohibido nadar debido al riesgo que representa, ya que suman varias las personas que han muerto ahogadas en el lugar.

En la presa desembocan el río Cuautitlán, el río San Pedro, el río Chiquito, el río Greande, el río Xinte y el río El Muerto. Activistas y habitantes de poblados cercanos también han denunciado la contaminación del estanque y la emanación de olores fétidos por las aguas negras de unidades habitacionales que llegan al lugar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS