El recuento de los daños tras el 19-S en Neza

En 55 de las 70 colonias se registraron afectaciones de casas, equipamiento urbano y en la red hidráulica, según las autoridades, por lo que fue declarado zona de desastre y podrá acceder al Fonden, pero el edil dice que no fluyen los recursos
Según el censo que realizó el ayuntamiento, se han contabilizado 4 mil 473 casas que sufrieron algún tipo de daño. (FOTOS: EMILIO FERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
15/10/2017
01:09
Emilio Fernández
Nezahualcóyotl, Edomex.
-A +A

[email protected]

 

El mapa georreferencial que hicieron tres semanas después del terremoto del 19 de septiembre comprobó lo que temían las autoridades locales: el movimiento telúrico ha sido, hasta ahora, el que más daños ha causado al segundo municipio más poblado del Estado de México.

Ni siquiera el de 1985, que provocó miles de muertes y afectaciones en un sinnúmero de inmuebles en la Ciudad de México, logró hacer tanto daño a la tierra del Coyote en Ayuno.

En Nezahualcóyotl se reportó que por el temblor del 19 de septiembre de este año una persona perdió la vida. Falleció después al no poderse recuperar de las heridas que le ocasionó la caída de una barda.

El diagnóstico del gobierno municipal reveló que en 55 de las 70 colonias se registraron afectaciones de casas y equipamiento urbano. “El daño está en todo el territorio, por supuesto, no es en todas las viviendas; sin embargo, sí en la mayoría de las calles del municipio hay viviendas afectadas, por eso, cuando mostraba el mapa ahí se ve que casi todas las calles tienen una vivienda”, dijo el alcalde Juan Hugo de la Rosa García.

El censo que realizó el ayuntamiento determinó que, hasta ahora, se han contabilizado 4 mil 473 casas que sufrieron algún tipo de daño.

En la colonia Vicente Villada, con 339 viviendas registradas, más inmuebles se detectaron con afectaciones. En la Benito Juárez, tercera sección, 324 propiedades; Las Águilas 295; Benito Juárez, segunda sección 284; Impulsora, 284; El Sol, 221; La Perla, 212; Loma Bonita, 177; Benito Juárez, primera sección 161, y Estado de México, 158, son las otras nueve comunidades que presentan el mayor número de inmuebles dañados.

De las 4 mil 473 casas afectadas, 575 tienen daños graves, algunas de las cuales fueron declaradas como pérdida total. Alrededor de 200 tendrán que ser demolidas porque no podrán ser habitadas.

Las demoliciones. Hasta el momento 65 inmuebles particulares han sido demolidos, principalmente en las colonias Benito Juárez, Loma Bonita, Estado de México, Agua Azul, Metropolitana Tercera Sección, Esperanza, Reforma y Vicente Villada.

El balance indicó que en mil 181 lugares distribuidos en lo largo de casi 64 kilómetros cuadrados que conforman el territorio de Nezahualcóyotl hubo daños. Además de los inmuebles, se detectaron afectaciones en la red hidráulica que dejó sin agua a miles de familias, en la red de drenaje también, así como en banquetas y pavimento. “En varias colonias, en particular en Bosques de Aragón, en San Agustín Atlapulco y en otras colonias que también sufrieron afectaciones en los pavimentos, incluso en muchas tenemos también que las banquetas se levantaron y eso es más frecuente”, comentó.

Vulnerable. Juan Hugo de la Rosa, quien es el sexto alcalde perredista que gobierna Ciudad Neza, atribuyó a varios factores que se hayan registrado tantos daños.

El primero es que Nezahualcóyotl se asentó en la parte lacustre del ex lago de Texcoco y el suelo presenta hundimientos permanentes. El segundo es que 80% de las casas que existen fueron prácticamente edificadas por sus propios habitantes, sin que acataran algún reglamento.

“Cada uno ha ido armando su vivienda y desde luego este factor juega un papel en que se vea así la situación. Al ir creciendo las viviendas no necesariamente se han planeado adecuadamente y esto pone en riesgo a las viviendas, tanto que no tengan una planeación con ingeniería civil y arquitectónica adecuada”, dijo.

Después del terremoto del 85 los inmuebles que se construyeron en Neza se tuvieron que ajustar a otras exigencias para evitar que pusieran en riesgo a sus habitantes, pero la gran mayoría de las que ahora resultaron con afectaciones tenían más de 40 años. El otro factor que incidió es que Nezahualcóyotl es el lugar más densamente poblado de America Latina, puesto que en cada kilómetro cuadrado viven más de 17 mil 500 habitantes.

Nezahualcóyotl es uno de los 12 municipios del Estado de México en los que fue emitida la declaratoria de desastre por el terremoto del 19 de septiembre, por lo que le serán asignados recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

Cuando se dio a conocer la declaratoria, hace algunos días en su visita a Atlautla, otro de los municipios afectados por el movimiento telúrico, el gobernador Alfredo del Mazo Maza dijo que en el caso de Ciudad Neza había sido incluido en la lista por los daños que sufrió la red hidráulica, pero aún no se dimensionaba las afectaciones que se registraron en todo su territorio. Hasta el viernes 13 de octubre el ayuntamiento no había recibido recurso alguno de los gobiernos federal y estatal para enfrentar la que es consideraba como la mayor emergencia en los 54 años que tiene fundado, lamentó el edil De la Rosa García.

“Hasta el momento no han fluido los recursos del Fonden, sólo hay un levantamiento pero no hay montos que estén fluyendo. Espero que sea lo más pronto posible porque tenemos muchas viviendas que fueron desocupadas, el hacinamiento es todavía mayor porque la mayoría de estas personas están viviendo con familiares, unos en Neza, otros en municipios cercanos”, mencionó.

Sobre las escuelas. La infraestructura educativa no se escapó de los embates de la naturaleza. Se han contabilizado 293 escuelas públicas y privadas dañadas, de las cuales 143 están cerradas para evitar algún tipo de riesgo a los alumnos.

En una primera estimación, las autoridades locales piensan que para reparar los daños en la infraestructura urbana y patrimonial de las familias se requerirán más de 3 mil millones de pesos, pero están conscientes de que esa suma aumentará porque no han terminado de revisar todas las afectaciones, incluido el drenaje.

“El recurso que se requiere es mucho mayor, pero para iniciar con 2 mil 300 millones de pesos se destinarían sólo para la sustitución de la red hidráulica que es urgente hacerlo, para evitar más problemas de abastecimiento de agua”, advirtió.

Los vecinos de Nezahualcóyotl también registran pérdidas en la forma en la que se ganan la vida, puesto que en sus hogares también funcionaba un negocio o taller familiar del que obtenían recursos.

Hasta ahora más de 800 unidades económicas han sido contabilizadas en esa lista, pero la mala noticia es que no podrán recibir beneficios del Fonden para su actividad comercial, puesto que ese programa sólo contempla a las viviendas, aclaró Juan Hugo de la Rosa.

Los damnificados. Montserrat tiene una pena doble. La casa donde vivía con su padre en la colonia Loma Bonita y la de su abuela que está a un lado fueron demolidas.

Los tres sismos del 7, 19 y 23 de septiembre causaron daños irreversibles en esos inmuebles que tenían más de 50 años. “Estaba mi padre, que es el dueño en el número 18 y mi abuela en el número 16. La astucia de mi padre sacó a mi abuelita y los vecinos porque la puerta de plano no se pudo abrir, los vecinos lo ayudaron para poderla sacar a mi abuelita”, contó.

El dictamen de Protección Civil fue contundente: las dos casas tenían que ser derruidas porque los daños que sufrieron las hicieron inhabitables. Los inmuebles, sólo de un nivel, con tres cuartos, cocina y baño fueron tiradas por personal del gobierno local. En el predio donde vivía Monserrat con su padre funcionaba un taller mecánico que también desapareció.

Recibirán 12 mil 500 pesos de compensación económica por un seguro que contrató el ayuntamiento para los contribuyentes que han cumplido con el pago de sus impuestos.

“¿Qué vamos a hacer?, levantarnos, pedir todos los apoyos que se pueda del gobierno para levantar una nueva casa o dos porque son dos predios, puesto que ahorita me estoy apoyando en mi familia”, declaró.

Pero tendrán que esperar los estudios de especialistas porque los arquitectos que revisaron los inmuebles de la calle Hidalgo le comentaron que el suelo de esa parte de Neza no es apta para la construcción de viviendas por los hundimientos que existen.

A Adriana Sánchez le dijeron, los arquitectos que revisaron su casa en la colonia Campestre Guadalupana, que la tenía que desalojar con sus tres hijos pequeños y su madre porque estaba a punto de derrumbarse. Los techos y paredes no resistieron los sismos de septiembre y es una de las más de 200 que demolerán.

“Lo primero que pasó por mi mente es qué voy a hacer porque soy la jefa de mi familia, qué va a pasar con mis pequeños, todo nuestro patrimonio, todo lo que teníamos, lo único que tenemos, fue una desesperación. Vamos a salir de ésta y todo va a mejorar”, dijo.

El 19 de septiembre, Ericka estaba en su trabajo cuando se registró el temblor. Tardó más de seis horas en llegar a su casa en la colonia Campestre Guadalupana y cuando por fin lo hizo supo que no podría vivir más ahí con su familia.

El sismo acabó con su propiedad. “La decisión fue muy difícil de salirnos de nuestro hogar; sin embargo, obviamente para proteger la integridad de todos. Se derrumbó toda la fachada y la casa donde vivimos mis niños y yo se derrumbó por completo, incluido el baño y la cocina.

“Mi primer pensamiento y preocupación fue porque no tenemos otro lugar donde trasladarnos y sobre todo la incertidumbre de qué iba a pasar después de salirnos de nuestros hogares”, declaró Ericka.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS