"El mayor reto es vencer el abstencionismo"

Autoridades esperan una participación electoral de más de 60%; alistan plan para atraer a las urnas a jóvenes de entre 18 y 29 años
"El mayor reto es vencer el abstencionismo"
Directora de Participación Ciudadana del Instituto Electoral del Estado de México, Liliana Martínez. Foto: JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL
27/05/2018
02:13
Claudia González
-A +A

[email protected]

Toluca, Méx.— En el Estado de México, el Instituto Electoral local apuesta por incrementar el nivel de participación de 53% —que fue la que se registró en el 2017 con la elección de gobernador— a un 60% este próximo 1 de julio cuando se renuevan 125 presidencias municipales y 75 diputaciones locales.

En la entidad mexiquense podrán votar 11 millones 914 mil 829 personas inscritas en el listado nominal, de los cuales 5 millones 690 mil 374 son mujeres y 6 millones 224 mil 455 son hombres.

El abstencionismo sigue siendo un reto a vencer comenta la directora de Participación Ciudadana del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Liliana Martínez, en entrevista con EL UNIVERSAL y quien destaca que uno de los objetivos es ir tras el voto joven por lo que preparan una estrategia para convencerlos sobre la importancia de asistir a las urnas.

¿Han detectado las causas del abstencionismo en los procesos?

—Los jóvenes con 18 años recién cumplidos son los más animados; quieren asistir a las urnas porque obtuvieron su credencial del INE, están bombardeados sobre la importancia de votar, pero se les olvida y regresan dos procesos (electorales) después.

Lo que hemos visto es que a los jóvenes no se les enseña desde niños sobre esta responsabilidad, no hay siquiera una materia o plática incluida en programas educativos que formen a ciudadanos integrales.

No es que no exista la materia de educación cívica y dentro de los programas de estudio algunos comentarios sobre el tema, no son reiterativos como para que al momento de cumplir 18 años, tengamos gente informada. Es decir, no logran el objetivo primordial que es sembrar esta responsabilidad entre los ciudadanos.

Podemos tener varias causas, son muchos los factores dentro del entorno político, social, económico, por ejemplo los jóvenes en general están interesados en otras cosas, lo político-electoral para ellos es ajeno.

¿Quiénes son los que menos votan o que están menos enterados sobre los procesos electorales?

—La población de 18 a 29 años, por eso desarrollamos un plan conjunto con el INE en la entidad. Las causales por las que no votan son distintas, hemos visto que cuando cumplen 18 años sí tienen ganas de hacerlo, pero de repente ahí se cae y ya no vuelven a las urnas, se les olvida que son ciudadanos y ciudadanas, hasta que pasan de los 36 años y regresan a tener el interés político.

Según las estadísticas y encuestas que realizamos en 2017, cuando la elección de gobernador, son varones de zonas urbanas en un rango de los 18 a los 29 o 34 años.

Ese es el perfil del no votante y de alguna manera les hemos cuestionado si el grado de escolaridad afecta e identificamos que no, porque hay gente con doctorado que conoce el derecho a votar, pero no saben que pueden ser observadores electorales, funcionarios de mesas directivas de casilla, representantes de un partido político o participar para un cargo independiente, podemos ser votados para un cargo de elección popular si cumplimos los requisitos de ley.

Tenemos diversos derechos que sí podemos ejercer y de los que nos tenemos informar. El más visible es votar, incluso en el presente proceso estamos viendo una baja participación en el registro de observadores, por eso lo que estamos haciendo también es invitar a la gente, que conozcan la convocatoria, está en la página del INE, en la del IEEM, todo es gratuito, no sólo es para el día de las votaciones, sino en cualquier etapa del proceso.

¿La inseguridad incide en el ánimo de los electores?

—Con la inseguridad sí nos enfrentamos en el IEEM, y en esta área a todo el contexto social, político y dentro de ello entra el parado de inseguridad, porque el personal que tenemos de los órganos desconcentrados y del central está expuesto.

Hemos llegado con estas nuevas estrategias de acercamiento con la gente a los 125 municipios, en todos los 45 distritos. Sí nos hemos encontrado con algunas situaciones de inseguridad, pero no puedo decir que sea una causa por la que detengamos las actividades, lo que hacemos es tomar las debidas precauciones, muchos de los eventos. Si sabemos que es una zona insegura, entonces destinamos que vayan por lo menos dos personas en horarios matutinos, en fin, todas las precauciones que podamos para seguir realizando los eventos.

En general la respuesta de la ciudadanía es buena, sí hay un cierta desconfianza de partidos políticos, instituciones, pero al momento en que dejamos la oficina y vamos a donde están ellos (la gente) nos encontramos con una respuesta positiva.

Liliana Martínez asevera que hay un avance en la participación ciudadana con las estrategias que han impulsado en años anteriores.

“En general con o sin estas campañas, los municipios rurales al poniente del Estado de México son los que más participan y los que menos acuden a votar y los más difíciles para realizar actividades de promoción son los conurbados a la Ciudad de México, son 15 localidades, entre ellos Ecatepec, Nezahualcóyotl, Atizapán, Cuautitlán, Tlalnepantla, Naucalpan, que además son los más poblados”, externó la funcionaria.

¿En elecciones que se cruzan con las federales, aumenta o disminuye la participación?

—Aumenta el interés cuando hay elecciones concurrentes con las federales, porque no sólo son votaciones de presidentes municipales y diputados federales, sino se decide por diputados locales, ayuntamientos y éstas últimas sí generan mucho interés en los municipios, esperamos por eso una participación superior a 60%, porque en el último proceso para definir al gobernador, ascendió a 53%, que es la más alta registrada en la historia de la entidad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS