Diputados proponen elevar penas por robo en Edomex

Los legisladores locales piden elevar las penas, de nueve a 15 años cuando se trate de robo en transporte público, de carga, de turismo o escolar; con agravantes como dos años más por cada pasajero en la unidad y de cuatro a seis años si las víctimas son mujeres, niños o adultos mayores
Policías del Estado de México
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
09/08/2018
21:44
Claudia González
-A +A

Toluca, Méx.- Por considerar que es urgente brindar herramientas a la Fiscalía de Justicia y el Poder Judicial mexiquenses para sancionar ilícitos como el robo en transporte público, así como prever en la ley todas las modalidades como opera la delincuencia, los diputados mexiquenses aprobaron las propuestas del gobernador para reformar el Código Penal estatal.

La iniciativa que envió el gobierno estatal a la Cámara de Diputados, incluye elevar las penas de nueve a 15 años cuando se trate de robo en transporte público, de carga, de turismo o escolar; con agravantes como dos años más por cada pasajero en la unidad y de cuatro a seis años si las víctimas son mujeres, niños o adultos mayores. Además, tipifica delitos como pandilla y asociación delictuosa.

La diputada del PAN, María Fernanda Rivera Sánchez, consideró que la iniciativa es buena pero insuficiente, pues hace falta trabajar en la prevención del delito desde el ámbito social; sin embargo, consideró importante establecer sanciones más severas contra los delincuentes.

Subrayó la falta de políticas que promuevan el restablecimiento del tejido social por parte del gobierno mexiquense, con ello, inhibir la delincuencia, quienes más allá de sancionar deben buscar condiciones para reducir las posibilidades de asociaciones delictuosas o la conformación de pandillas.

“Además de sí innovar, es decir, tipificar estos tipos penales nuevos, la política del gobierno debe ir encaminada a la prevención, es importante que dentro del esfuerzo por combatir la inseguridad se enfoquen en la recuperación de espacios públicos que fueron abandonados con instalaciones  de la Cruz Roja olvidadas, parques, jardines que ya no son utilizados”, precisó la legisladora.

Admitió la importancia de elevar las penas para los robos que contemplan las reformas en la ley, sobre todo por el incremento en la incidencia delictiva en contra de transportistas de carga y del transporte público, cada vez más en número y en violencia contra las víctimas.

Durante su análisis en las comisiones, en días pasados, Juana Bonilla, del PRD, explicó que no sólo son graves las estadísticas de robo sino la saña con que se cometen los ilícitos en unidades de transporte público, de modo que las modificaciones en la ley, incluyendo la figura de pandilla, permiten considerar que habrá una baja en este delito.

“No nada más tiene que ir aparejado  con un estado punitivo o inquisitorio sino también con trabajo de los ayuntamientos, además del Ejecutivo estatal”, argumentó la legisladora.

Por su lado, Mercedes Colín Guadarrama, del  PRI, reconoció que la seguridad pública es uno de los temas que más demanda la sociedad en las últimas décadas, de modo que las iniciativas de reforma al Código Penal estatal prevén inhibir los ilícitos cometidos a bordo de unidades de transporte público y en contra de unidades de carga.

Resaltó que incluso considera  dentro de la ley como agravantes cuando los delincuentes hayan pertenecido a una corporación policíaca o empresa de seguridad privada, proponiendo una condena más alta.

Mantente al día con el boletín de El Universal