Desbordamiento de Emisor Poniente deja atrapados a vecinos de Tlalnepantla

La inundación dejó daños en 23 casas, 17 comercios y construcciones de Valle Dorado y Arboledas
(Foto: Rebeca Jiménez/El Universal)
30/08/2017
14:47
Rebeca Jiménez Jacinto
Tlalnepantla, Méx.
-A +A

Un alud de aguas negras y lodo volvió a cubrir Valle Dorado y Arboledas, por el desbordamiento del Emisor Poniente, que dejó daños 23 casas, 17 comercios y construcciones, además de que dejó atrapados a cientos de vecinos que no pudieron salir de sus domicilios.

Las lluvias prolongadas saturaron el Emisor Poniente, que al no encontrar salida por las aguas que bajaron de Atizapán e Izcalli, brotaron como fuente en Valle Dorado, señaló la alcaldesa de Tlalnepantla, Denisse Ugalde Alegría.

Al botar la tapa del ducto del Emisor Poniente, que trae agua de la Ciudad de México, el torrente afectó nuevamente a Valle Dorado y Arboledas, donde vecinos de Paseo de Las Aves, Caracas, Cali, Valparaíso, avenida de Los Jinetes y del Bulevar Valle Dorado sufrieron inundaciones.

"En siete minutos la cimentación de lo que sería una nueva plaza comercial en avenida de Los Jinetes 35, quedó convertida en una alberca olímpica con cuatro metros de profundidad, donde aún hay 10 mil metros cúbicos de aguas negras, que ahogaron maquinaria, toneladas de cemento, grava y arena así como varillas", lamentó el ingeniero de obra, Eduardo López.

Más de 70 trabajadores que quedaron atrapados en esta obra, buscaron una salida y brincaron hacia una plaza comercial que se ubica detrás de la obra.

inundacion_tlane_2.jpg

En Plaza La Herradura y avenida de Los Jinetes 17 comercios fueron el paso de un torrente de aguas negras, que a su paso terminó con maquinaria, equipo y suministros de restaurantes, tintorerías, talleres de costura y boneterías, cuyos propietarios limpian y secan materiales y lamentan sus pérdidas que los han dejado  en quiebra económica.

"Necesitamos apoyo, desmontamos motores y secamos para tratar de recuperar secadoras y lavadoras", señaló Laura de Tintorería Alfred, donde 11 máquinas resultaron afectadas.

GUARDERÍA QUEDÓ COMO ISLA

La guardería 36 del IMSS de Arboledas, quedó como una isla entre el mar de aguas negras que afectó a avenida de Los Jinetes en Arboledas.

Al momento del desbordamiento del Emisor Poniente, aún había 42 pequeños en la guardería, que fueron sacados por bomberos y personal de Protección Civil, así como por padres y madres de familia que caminaron con el agua hasta la cintura.

Al interior de la guardería todo se encuentra seco y bajo control, afirmó la directora Mayra García, quien señaló el equipo de seguridad y esclusas con que cuenta este centro de cuidado infantil, para evitar que el agua ingrese a cuneros, salones y jardines.

 

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS