Dependencias mexiquenses chocan por ‘abuso’ policial

Mientras Naucalpan afirma que los elementos municipales sólo hacían su trabajo, la fiscalía dice que los investiga
25/01/2018
01:01
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Méx.
-A +A

[email protected]

Tres policías municipales están bajo investigación por abuso de autoridad en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción mexiquense.

La detención de los tres oficiales, acusados por una familia de abuso de autoridad, que difundió la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), generó controversia con autoridades del ayuntamiento de Naucalpan, quienes desmintieron el hecho en un comunicado, en el que manifestaron que los municipales “no incurrieron en delito”.

La SSEM informó la tarde del 23 de enero la detención de tres policías municipales de Naucalpan, presuntamente con aliento alcohólico, luego de que una familia los acusó de agresiones y abuso de autoridad en hechos que ocurrieron el fin de semana en avenida Gustavo Baz, en la zona centro.

El ayuntamiento a su vez difundió en un comunicado que los tres municipales estaban libres, “por no encontrar los elementos que sustentaran el presunto delito de abuso de autoridad”.

Al ser presentados ante el Ministerio Público “se corroboró que los uniformados no tenían aliento alcohólico ni cometieron presunto abuso de autoridad en contra de los denunciantes, quienes se molestaron cuando los policías los revisaron como parte de un operativo”, difundieron voceros del municipio de Naucalpan.

Los tres uniformados hacían labores de seguridad en la patrulla 01-3379 de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, “cuando policías de SSEM los detuvieron en avenida Gustavo Baz y 16 de Septiembre, por presunto abuso de autoridad”, dijo Naucalpan en un comunicado, desmintiendo a la secretaría.

Ante la controversia, EL UNIVERSAL solicitó información de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, que notificó que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción integró una carpeta de investigación donde los tres policías municipales fueron citados a declarar, por una denuncia de abuso de autoridad.

Los policías llegaron al Ministerio Público, no obstante salieron en libertad porque el delito que se les imputa “no está en el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva, lo que no significa que no se hayan sustentado acusaciones en su contra, por el contrario, se abrió una carpeta de investigación y se les citó a declarar”, puntualizó el vocero de la fiscalía.

Mantente al día con el boletín de El Universal