​Delfina Gómez asegura que no fungirá como gobierno paralelo a Del Mazo

La próxima coordinadora del gobierno federal en el Edomex indicó que buscará asegurar que los programas federales lleguen “a quién deben y mejore su aplicación”
Delfina Gómez Álvarez en un mensaje a medios
Foto: Jorge Alvarado / EL UNIVERSAL
09/08/2018
20:57
Claudia González
Toluca, Méx.
-A +A

Delfina Gómez Álvarez, quien será la coordinadora de la administración federal en el Estado de México, rechazó que vaya a fungir como un gobierno paralelo al de Alfredo del Mazo, sino que busca asegurar que los programas federales lleguen “a quién deben y mejore su aplicación”.

Cuestionada sobre si ya no quiere gobernar la entidad, dijo que no busca restar la figura del Ejecutivo estatal, pues está muy clara de quién ocupa ese sitio.

“Por el momento hay un gobernador, no vengo a ponerle el pie, ni restarle nada, lo que quiero es ayudar a la gente, atender a quienes tienen la necesidad de un apoyo y actualmente no los estamos atendiendo. Debe ser una actitud de servicio, de coordinación”, agregó.

Aunque reconoció que hasta el momento no se ha reunido con el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, confió en que será en los próximos días cuando lo hagan, pero hasta el momento dijo que hay buenas señales por parte del Ejecutivo estatal.

Precisó que los legisladores de Morena serán quienes determinen el presupuesto y a partir de diciembre, establecerá la coordinación en la entidad para la ejecución del presupuesto federal.

Respecto de la reducción de las dependencias federales en el estado, dijo que desaparecerán 25 delegaciones.

Agregó que actualmente realizan un análisis sobre la cantidad de personal que labora en ellas, pues en muchas se sabe que el titular tiene más de una secretaria y un chofer, nómina que se replica en las subdirecciones o áreas de menor nivel, quienes serían inicialmente los despedidos.

Precisó que el objetivo central de las coordinaciones es minimizar la asignación del presupuesto destinado al pago de nómina, quien se queda o no, depende de la operatividad, es decir, quien tiene la experiencia y cuenta con los datos precisos para el desempeño de los programas, podrán permanecer en su trabajo.

Sin embargo, hasta el momento no tienen una cuantificación sobre cuánto personal sería dado de baja, pero aclaró que la intención de un coordinador no es una “cacería de brujas” sino coadyuvar al gobierno para que los recursos se apliquen donde son requeridos.

Adelantó que este viernes tendrán una reunión donde les especificarán los detalles por ejemplo sobre cuántas delegaciones estarán a cargo, el personal con que contarán para esa responsabilidad, cuántos elementos serían dados de baja, pues además fusionarán algunas delegaciones, pero hasta el momento se desconoce cuales.

lsm
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS