Crónica. Vecinos, en defensa de comercios ante saqueos

Policías de Zumpango vigilan las inmediaciones de tiendas comerciales para evitar saqueos como los registrados a principios de este mes en el municipio.
(IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
06/01/2018
03:50
Juan Manuel Barrera
Zumpango.
-A +A

[email protected]

Policías estatales y locales reforzaron la vigilancia en centros comerciales de este municipio, luego de intentos de saqueo registrados la noche del 4 de enero en diversos establecimientos de la zona.

Ese día, habitantes de los fraccionamientos Los Sauces y La Trinidad se sumaron a la policía estatal para evitar saqueos en las Bodega Aurrerá de cada comunidad, e incluso detuvieron a presuntos saqueadores, que entregaron a los uniformados.

Ese día cientos de personas, en su mayoría jóvenes, se reunieron poco después del mediodía en las inmediaciones de las Bodega Aurrerá ubicadas en los fraccionamientos Paseos de San Juan, Los Sauces y La Trinidad; sólo en la primera hubo saqueo y en las otras dos los colonos lo impidieron.

“La ciudadanía en apoyo de la policía estatal”, decía una cartulina que portó uno de los vecinos que participó en el resguardo de los centros comerciales; en Los Sauces, los pobladores detuvieron a siete presuntos saqueadores.

El 5 de enero, policías estatales y municipales a bordo de patrullas se apostaron en los centros comerciales de Zumpango para inhibir posibles saqueos, y lograron operar con normalidad.

El 4 de enero, desde las 13:30 horas, más de 100 personas se concentraron en el camellón ubicado en la parte trasera de Bodega Aurrerá de Paseos de San Juan, convocados por redes sociales.

Los jóvenes, con los rostros ocultos con cubreboca, mascadas y gorras, que llevaban bolsas y mochilas, esperaron en el lugar. Los policías trataron de ahuyentarlos, pero no lo lograron, y unas 20 personas permanecieron ahí.

Alrededor de las 19:00 horas los saqueadores quemaron pasto seco a un lado del centro comercial y aprovecharon el desconcierto de los policías para romper a patadas la puerta trasera de la tienda, que cerró sus puertas desde las 15:00 horas para proteger a sus empleados.

A esa hora había unas 300 personas y decenas ingresaron a la tienda y sustrajeron pantallas.

Cinco jóvenes salieron con pantallas y metieron cuatro a un automóvil azul; tres de ellos lo abordaron y se fueron. Los otros dos se llevaron el otro aparato cargando.

Policías estatales regresaron a la parte trasera de la tienda y los saqueadores les arrojaron cubetas con gasolina, a la que prendieron fuego, y quemaron tarimas que había en el sitio. Los uniformados lograron entrar al establecimiento y evitar el saqueo, que fue mínimo.

Los uniformados afirmaron que los saqueadores portaban armas y dispararon al aire o al suelo. Colonos relataron que los policías también dispararon. No hubo lesionados.

“Eran puros chavos y se pusieron como locos. Prendieron el pasto y las maderas y gritaban fuego, fuego. Se metieron y empezaron a sacar las pantallas”, relató un testigo.

Policías afirmaron que el mismo grupo fue el que intentó saquear las tres tiendas Aurrerá, pues se trasladaban de un sitio al otro.

La noche del 4 de enero fueron detenidas en Zumpango 68 personas, de las cuales 19 son mujeres y del total hay nueve menores de entre 15 y 17 años de edad. Todos fueron presentados ante el Ministerio Público de Cuautitlán Izcalli.

Hace un año, Zumpango fue uno de los municipios con más saqueos. La Aurrerá de Paseos de San Juan fue desmantelada durante dos días, por lo que estuvo cerrada tres meses. La de La Trinidad cerró casi un año y hasta hace poco fue reabierta.

Por eso los colonos resguardaron en esta ocasión las tiendas. En la defensa de Bodega Aurrerá de Los Sauces participaron también100 taxistas, que evitaron ser afectados por el cierre del centro comercial.

Autoridades municipales reconocieron que el número de policías es insuficiente para brindar seguridad a todos los centros comerciales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS