“Candidatos no han pedido reforzar su seguridad”

Pese a asesinato de contendiente, todos esperan arranque de elecciones; Secretario de Gobierno descarta que móvil del crimen sea político
Alejandro Ozuna Rivero, secretario general de Gobierno mexiquense, dijo que todo indica que se pueden llevar a cabo las elecciones con tranquilidad. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/02/2018
00:30
Claudia González y Juan Manuel Barrera
Toluca, Méx.
-A +A

[email protected]

El secretario general de Gobierno mexiquense, Alejandro Ozuna Rivero, afirmó que durante la reunión que sostuvieron dirigentes de partidos políticos con la Secretaría de Seguridad, el INE e IEEM, los representantes partidistas no solicitaron reforzar la seguridad durante el proceso electoral a pesar del asesinato del diputado federal con licencia Francisco Rojas San Román, quien buscaba contender por la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli.

Afirmó que hasta el momento todo indica que se pueden llevar a cabo las elecciones con tranquilidad, derivado de las reuniones sostenidas con antelación y la del miércoles pasado en Toluca con los titulares de los órganos electorales, así como los dirigentes mexiquenses de los institutos políticos, en donde encontraron hay buen ánimo para celebrar las elecciones en paz.

Insistió en que aún con la muerte del diputado federal con licencia Rojas San Román, baleado fuera de su casa en Cuautitlán Izcalli el domingo 4 de febrero, en la comunidad de San Lorenzo Río Tenco, no recibieron petición alguna para intensificar la vigilancia en la entidad, la inquietud es por el arranque del trabajo en las calles del personal de capacitación de los órganos electorales y la entrega de la documentación electoral.

No fue ataque político. Ozuna Rivero descartó que el móvil del ataque en contra de San Román y su cuñada, María Eugenia Cano Romero, sea político o con motivo del proceso electoral que se avecina en la entidad, donde serán elegidos presidentes municipales, diputados federales, locales y senadores.

Cuestionado sobre el avance de la investigación en torno al asesinato del candidato, rechazó hacer comentarios para no entorpecer la investigación, y pidió esperar a que la Fiscalía General de Justicia de la entidad brinde los pormenores en este sentido, aunque descartó que haya cambiado la percepción en relación al ambiente de seguridad en el territorio mexiquense.

“No se requiere tomar medidas más serias, insisto, debemos esperar a saber los móviles de este acontecimiento. Hasta el momento no hay nada que indique que fue de carácter político-electoral”, puntualizó.

Amplió que la reunión que sostuvieron en el C5 con la secretaria de Seguridad, Maribel Cervantes Guerrero, fue para definir el operativo para resguardar el traslado de la papelería electoral, además del inicio del trabajo de los capacitadores de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE).

“No hay ninguna inquietud, hasta el momento hay tranquilidad, ningún partido u organización política demandó o emitió alguna petición de seguridad adicional”, expresó.

Sobre la demanda de los representantes de Morena ante la Junta Local del INE, en torno a la inestabilidad de la zona sur que colinda con el estado de Guerrero, explicó que esta región por sus características tiene “ciertos problemas” de seguridad, pero nada en relación con el tema electoral.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios