Se encuentra usted aquí

Cae Banda del mazo en Naucalpan

Seis personas fueron detenidas durante un operativo encubierto
Autoridades detuvieron a Cristian de 27 años, David de 20, Amanda de 18, Claudia de 36, Nancy de 42 y de Luis de 27 (ESPECIAL)
26/03/2018
02:52
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

[email protected]

Naucalpan, Méx.— En un operativo encubierto, policías estatales lograron la detención de seis personas, presuntos integrantes de la Banda del mazo, entre ellos tres mujeres, que presuntamente con mazos y una pistola, robaron mercancía de joyerías y comercios de celulares en Plaza San Esteban.

Como parte de una investigación que da seguimiento al robo de joyerías y tiendas departamentales, policías mexiquenses vestidos de civil detectaron la llegada de 10 personas a bordo de dos autos a Plaza San Esteban, “quienes se distribuyeron de manera planeada, unos al supermercado, dos se quedaron en las puertas de entrada como vigilantes”, y otros dos permanecieron en los asientos de conductor de los dos autos, relató un comandante de la policía estatal.

Cuando una mujer caminaba hablando a través de su teléfono celular, uno de los sujetos se lo arrebató y le ordenó que se fuera del sitio, es entonces cuando los policías estatales, que se encontraban vestidos de civil, se identificaron e iniciaron la detención del presunto comando.

Lograron darse a la fuga los dos centinelas que corrieron a los autos y emprendieron huida rumbo a la avenida San Esteban, donde patrullas de la policía estatal y ministerial del Estado de México, les dieron alcance. Encontraron en el interior de los vehículos un mazo, herramientas, una pistola, gorras, bolsas de mano y de plástico.

En el operativo que realizaron policías de la Secretaría de Seguridad y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, encubiertos de clientes, se logró la detención de Cristian de 27 años, David de 20, Amanda de 18, Claudia de 36, Nancy de 42 y de Luis de 27; uno de los detenidos afirmó que habría participado en por lo menos 12 robos a joyerías y tiendas de celulares, en los que presuntamente rompen cristales con mazos y en una actitud de rapiña, sustraen joyas, relojes, teléfonos móviles y tabletas.

En las próximas horas, el Ministerio Público y un juez determinarán la situación jurídica de los detenidos, una vez que analicen si hay pruebas suficientes para vincularlos a proceso penal y si su detención fue legal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS