Baja lluvia, pero siguen daños por tormentas

Colonias de Ecatepec, Neza, Tlalnepantla, así como de Venustiano Carranza y Coyoacán registran estragos
Elementos del Ejército se desplazaron a San Mateo Atenco para ayudar por las anegaciones (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
02/09/2017
01:01
Eduardo Hernández, Gerardo Suárez, Andrea Ahedo y Juan Manuel Barrera / Reporteros y corresponsal
-A +A

[email protected]

Pese a que bajó la intensidad de las lluvias en el Valle de México, los estragos de las últimas precipitaciones estuvieron presentes. Cientos de casas inundadas en el Estado de México y la caída de una barda en Álvaro Obregón son algunas de las afectaciones.

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México informó que se registraron 14 encharcamientos en las delegaciones Iztapalapa, Coyoacán, Tláhuac, Benito Juárez, Iztacalco, Álvaro Obregón, Tlalpan y Gustavo A. Madero, debido principalmente por coladeras obstruidas por basura.

Ayer se registraron lluvias que provocaron encharcamientos en la zona sur; sin embargo, no hubo problemas viales ni afectaciones a terceros.

En Álvaro Obregón la lluvia provocó encharcamientos en vialidades como Camino a Santa Teresa y Paseos del Pedregal, colonia Jardines del Pedregal; en el cruce de Eje 10 sur y Fraternidad, colonia La Otra Banda, así como en Revolución y Doctor Gálvez, en la zona de San Ángel, a los cuales se movilizaron bomberos para bajar los niveles de agua.

En Coyoacán las anegaciones se presentaron en calzada de Tlalpan y circuito Estadio Azteca, justo minutos antes del partido de futbol México contra Panamá que se llevó a cabo en el coloso de la colonia Santa Úrsula.

El jueves pasado se registró una fuerte precipitación pluvial que causó anegaciones en la zona sur e incluso encharcó el desnivel de Mixcoac. Esto provocó daños en una barda de la primaria República de Jamaica ubicada en la delegación Álvaro Obregón.

Ayer por la madrugada cayó la barda hacia el salón donde se imparte cómputo, por lo que se rompieron algunos monitores y mobiliario. Las clases fueron suspendidas hasta el lunes.

En la colonia Altavilla, en el municipio de Ecatepec, Estado de México, ubicada a un lado del Gran Canal, se fracturó el bordo del cauce y las aguas negras escaparon, inundando casi mil viviendas.

“Fue terrible, el agua subió aproximadamente un metro, era pura agua sucia. Como a las nueve de la noche se desbordó el canal y hasta las 6:30 de la mañana del siguiente día empezó a bajar el líquido”, afirmó Laura, vecina afectada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS