Amagan con boicot a elección si no retiran antena telefónica

No hay permiso para instalación, dicen colonos de Santa Cruz Azcapotzaltongo
Habitantes de Santa Cruz Azcapotzalgongo, Toluca, protestan contra una ante n a colocada en la colonia; dicen que no tiene permiso y que dañará su salud. Foto: JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL
21/04/2018
03:17
Claudia González
-A +A

[email protected]

Toluca, Méx.— Vecinos de la comunidad de Santa Cruz Azcapotzaltongo, municipio de Toluca, amenazaron con boicotear las elecciones para presidente municipal y diputados locales si el ayuntamiento o el gobierno del estado no retira una antena telefónica que establecieron en un predio de la comunidad sobre la calle Reforma número 7.

Guadalupe “N”, vecina y representante de los inconformes, informó que la mitad de los habitantes en esta comunidad rechazan la colocación de esta estructura telefónica, por considerar el riesgo de desplome de la estructura de 30 metros de altura para la que sólo excavaron tres metros de profundidad, pues el suelo es fangoso.

“Nos preocupa mucho que en los últimos meses hemos visto la continuidad con que se registran los sismos, también los ventarrones que son como remolinos. Puede caer y entonces estaremos en riesgo los ocupantes de al menos cinco o seis casas aledañas a este predio, que entendemos que al ser particular lo pueden emplear sin nuestra autorización, pero el dueño no tramitó permisos para la obra”, reclamó.

Habitantes aseguran que además está en peligro su salud, sobre todo de mujeres y niños que podrían desarrollar enfermedades como cáncer, como les han dicho expertos.

Norma, otra de las vecinas, dijo que enviaron oficios al ayuntamiento de Toluca y la Secretaría de Salud estatal, además de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la estatal CAEM, pues con la excavación hallaron un cuerpo de agua que atraviesa por la mitad de la comunidad, lo que genera aún más daños a la población, ya que la extracción del recurso los pone en peligro.

“El dueño del predio no tiene los permisos de construcción y aparte nos están amenazando con que habrá represalias en nuestra contra si seguimos quejándonos”, dijo la maestra Guadalupe.

Acusaron que los delegados de la comunidad fueron quienes tramitaron los presuntos permisos. Sin embargo, al denunciar ante la administración local se dieron cuenta que no era una obra regularizada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS