Zombies invaden las calles para apoyar a damnificados

Participantes del desfile, que se hace desde 2007, hicieron colecta de víveres
Más de 10 mil personas caracterizadas de zombies se dieron cita en el Monumento a la Revolución. (JORGE SERRATOS. EL UNIVERSAL)
05/11/2017
01:11
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

Más de 10 mil personas disfrazadas de zombies llegaron poco antes de las dos de la tarde a la explanada del Monumento a la Revolución con bolsas de arroz, latas de atún, frijoles enlatados y otros productos envueltos para aquellos damnificados de la Ciudad de México y Morelos por el sismo del 19 de septiembre.

Los asistentes a este evento se unen cada año, desde 2007, para mostrar sus “valores zombies” y desfilar hasta el Zócalo. Ellos buscan juntar cientos de bolsas de alimentos que pueden fácilmente trasladar para donarlos a aquellos sectores de la población que así lo necesita. Este 2017, se instalaron puestos de disfraces para participar en el desfile, se vendieron playeras y pantalones de ropa con sangre artificial; se aplicó maquillaje para parecer muerto y se imitaron heridas superficiales, por lo que se colocaron pedazos de tenedores o latas vacías sobre la cara, mismas que se detenían con pegamento especial.

Aquellos pequeños zombies con sus ropas rasgadas paseaban junto con sus padres para tomarse foto con aquellos adultos que vestían como otros personajes de terror: momias, cadáveres, centauros, novias muertas, soldados caza zombies, superhéroes, payasos y muertos vivientes. Poco después de las dos de la tarde, con el sol iluminando las máscaras de látex y las pelucas de colores, los primeros dos mil zombies y otras bestias se colocaron en fila.

De repente, el zombie líder, quien mostraba su lengua oscura, gritó a todos para llamar su atención y organizarlos. “¡Zombies, humanos, ésta es la décima marcha zombie!”. Sus seguidores gritaron, y cuando él les dio la señal de salida, los niños, niñas, jóvenes y adultos zombies caminaron despacio rumbo al Zócalo. Rodeados de más de 800 policías, los asistentes gritaban frases como “Cerebros, queremos cerebros”, y otros se tomaban fotos, grababan videos. De repente, para posar ante las cámaras, los zombies se detenían varios minutos, primero frente al Caballito en Reforma y después en Avenida Juárez.

A las 15:30, enfrente del Palacio de Gobierno, los miles de asistentes finalizaron su marcha anual. El líder les agradeció por su presencia y les informó que este año, el 50 % de sus donaciones de alimentos serán para los capitalinos damnificados y el otro porcentaje será para Morelos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS