Xochimilco espera reparación de vías

Extracción de agua y el sismo provocaron las grietas en la carretera Xochimilco- Tulyehualco, revela estudio de la Sobse
La Sobse informó que se perforaron 21 pozos en los cuales se inyectó mezcla asfáltica para mejorar el suelo de la zona y que la vialidad sea estable y segura para que se pueda reabrir. Foto: CRISTOPHER ROGEL
09/04/2018
00:42
Eduardo Hernández
-A +A

Los vecinos de la delegación Xochimilco tendrán que esperar al menos 10 meses más para que se restablezca la circulación en la carretera vieja Xochimilco-Tul- yehualco, que se vio afectada hace casi siete meses, tras el sismo magnitud 7.1 que se registró en la capital, debido a que apenas concluyeron los estudios de suelo.

En entrevista para EL UNIVERSAL, el director general de Obras Públicas de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) de la Ciudad de México, César Guerrero, informó que su equipo trabaja en los 350 metros donde se presentaron grietas y destacó que durante estos meses se ha realizado un levantamiento topográfico de la zona y se colocaron marcas en los muros de contención para detectar los movimientos del suelo.

restauracion_586525981.jpg
Autoridades informaron que se extrajeron 25 muestras de suelo de diferentes puntos de la vialidad y de la zona habitacional cercana.
 

La gente de la colonia Santa María Nativitas tuvo que regresar a sus actividades tras el terremoto, a pesar de que todavía están las grietas, los vecinos caminan sobre ellas, aunque temen cruzar, se quedaron incomunicados y todos sus movimientos ahora los realizan a pie.

Antes de comenzar los trabajos, la Sobse tuvo que realizar un estudio de mecánica de suelos, el cual consistió en la extracción de 25 muestras en diferentes puntos de la vialidad y de la zona habitacional, las cuales fueron entre los cinco a los 60 metros de profundidad, lo que permitió determinar las características del suelo y las profundidades a las que se encuentra la transición de la zona firme del lago de Xochimilco.

28.jpg
Gente de la colonia Santa María Nativitas tuvo que regresar a sus actividades a pesar de que todavía están las grietas.
 

“Los resultados arrojaron que existe una transición abrupta entre la sierra y la zona del lago (de roca firme a arcillas), que sumado a la extracción de agua del subsuelo, ha generado agrietamientos, mismos que se intensificaron con el movimiento del suelo en el sismo pasado”, dijo César Guerrero.

Explicó que tras sacar agua del subsuelo, los materiales que están en esa parte se han resbalado, ocasionando que durante los movimientos telúricos asienten los agrietamientos y se desprendiera la arcilla que se encontraba pegada o colgada del suelo firme.

“Desde el primer día llegamos al sitio a estudiar, los estudios nos dieron una conformación por el tipo de suelo, tenemos divididos en tres zonas A, B y C, en donde hicimos diferentes sondeos, extrajimos muestras, determinamos las propiedades mecánicas del tipo de terreno y de esta forma vamos a determinar qué tipo de suelo, qué propiedades tiene, qué capacidades de carga, la cantidad de agua”, comentó.

Para estos primeros estudios se invirtieron 14 millones de pesos y será aproximadamente en mes y medio cuando se tengan los resultados del laboratorio para así definir las acciones que se tomarán para arreglar la carretera.

“Se llevaron a cabo las primeras inyecciones de prueba y estamos terminando las lechadas, ya solo falta esperar a los resultados para crear las plataformas, tener la carretera estable y comunicar a los vecinos”, adelantó.

restauracion_58652619.jpg
Vecinos de la zona afectada han tenido que transitar la zona a pie, pues los daños impiden la circulación de vehículos.
 

De acuerdo con el funcionario, para este estudio se perforaron 21 pozos que forman parte de la etapa de pruebas, en las cuales se inyectó mezcla asfáltica para mejorar el suelo de la zona y que la vialidad sea estable y segura para que se pueda reabrir.

“Antes de realizar cada inyección, un grupo de expertos midió que la elaboración de la mezcla sea tal como lo indica el proyecto. Para estas labores se emplearon una revolvedora, una bomba de agua y una compresora”, detalló el director general de Obras Públicas de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México.

Tras los estudios se propuso una solución que consiste en hacer una gran plataforma que se va a ir consolidando con estas inclusiones que se estarán inyectando con cemento, bentonita y agua.

“Obtuvimos la geofísica del lugar para determinar las propiedades y lo que hacemos es diseñar, cavamos las inclusiones a 15 metros de profundidad haciendo plataformas dependiendo de las zonas A, B o C que tienen distinto tipos de materiales”, comentó.

restauracion_58652604_0.jpg
Tras los estudios, autoridades contemplan perforar 280 pozos para inyectar mezcla que permitirá mejorar el subsuelo.
 

César Guerrero detalló que una vez que se tengan los resultados del laboratorio, se tomará alrededor de 10 meses para concluir y el tiempo de trabajo será de acuerdo a lo que se vaya encontrando, se estima que se invertirán cerca de 60 millones de pesos, pero será a reserva de los resultados de los estudios.

“Una vez obtenidos los resultados se podrá rehabilitar el tramo de más de 300 metros lineales de la vialidad afectada, donde se contempla perforar 280 pozos para inyectar la mezcla que permitirá mejorar el subsuelo de la Carretera Xochimilco- Tulyehualco”, aseguró el funcionario.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS





Documento sin título

 
elektra ofertas CUPÓN ELEKTRA
netshoes ofertas

CUPÓN NETSHOES

cupon amazon

CÓDIGO PROMOCIONAL AMAZON

codigo descuento hawkers

DESCUENTO HAWKERS

descuento aliexpress

CUPÓN ALIEXPRESS