Un "Tinder" para ayudar a afectados del sismo

Un grupo de jóvenes creó la iniciativa "Hogar, Dulce Hogar CDMX" que, a través de Facebook, encuentra a personas dispuestas a donar muebles y electrodomésticos a gente que, tras el sismo, ocupa viviendas en las que a veces no hay ni una silla
René Velez y su familia son algunos de los beneficiarios de la iniciativa. (Berenice Fragoso/ EL UNIVERSAL)
21/10/2017
04:10
Tania Casasola
-A +A

[email protected]

“Es muy difícil quedarse sin nada. Empezar a los 60 años no es fácil, perdimos todo nuestro patrimonio. Trabajé tanto. Ahora, ¿cómo sigo a mi edad?”, dice René Vélez, quien junto con su esposa Norma Espeleta fueron desalojados del edificio donde vivieron durante 20 años, en Paseos de Taxqueña.

El sismo del 19 de septiembre dañó tanto la estructura, que las autoridades determinaron que su edificio era inhabitable y será uno de los 24 que serán demolidos en la ciudad.

La pareja y otras 23 familias sólo alcanzaron a sacar algunos documentos, un poco de ropa, nada más.

Los primeros días después del temblor él y su esposa se quedaron en un albergue, luego pasaron algunos días con familiares.

Ahora están ya rentando un departamento. Dentro sólo hay dos sillas, bolsas con ropa y algunas pinturas que Norma piensa vender. Lograron comprar una cama a crédito y les regalaron algunas cobijas. En el lugar no hay nada más.

El pasado fin de semana la pareja recibió una grata sorpresa. Hasta su puerta llegaron un refrigerador y un escritorio, que fueron donados por personas que no los conocen, pero que querían ayudar a las víctimas de sismo.

El Tinder de la ayuda

A Elizabeth Rodríguez, Erick Aguirre y Estela Garrido, se les ocurrió cambiar el concepto de Tinder, la popular aplicación para encontrar pareja, por un Tinder de muebles.

Su iniciativa se llama Hogar, Dulce Hogar CDMX y consiste en identificar a personas que perdieron sus pertenencias, para ponerlos en contacto con otras que quieren donar muebles o electrodomésticos. Ellos hacen el “Match” y conectan a la gente.

donan_muebles.jpg

Elizabeth Rodríguez, quien es publicista, dice que ellos, igual que muchos mexicanos, querían llevar víveres, o retirar escombros.

Fueron a muchos lugares pero ya había mucha gente. Se desanimaron un poco, hasta que se dieron cuenta de que pocos estaban pensando en quienes se quedaron sin hogar.

La Contraloría General de la Ciudad ha contabilizado, hasta el 10 de octubre, a 900 damnificados, que desde el sismo del 19 de septiembre viven en campamentos. A ellos, la ciudad los ayudará con 3 mil pesos para pagar una renta.

“A la clase media también nos costará mucho empezar”

La familia Salgado Estebanez ya recibió ese apoyo. Rentaba desde hace año y medio en Paseos de Taxqueña con opción a compra, sin embargo, no pudieron regresar ni recuperar ninguno de sus muebles. Su edificio es de alto riesgo, determinó Protección Civil.

Encontrar dónde rentar nuevamente fue un viacrusis pues, aseguran, hay gente que está abusando con los precios de las rentas. “Muchos de mis vecinos aún no pueden encontrar dónde vivir”, cuenta Antonieta Estebanez.

Su esposo, Luis Genaro Salgado, aún no ha podido trabajar ya que en el departamento se quedó todo su material. Él es acupunturista y terapeuta masajista. Piensa pedir un crédito para comprar sus instrumentos nuevamente. Por el momento sólo viven con el sueldo de su mujer.

familia_salgado_estebanez.jpg

“Somos clase media, trabajamos mucho para medio vivir bien, ahora ya no tenemos nada. Hay quienes piensan que por vivir en buenas colonias tenemos dinero para recuperarnos rápido, no es así, nos quedamos sin nada y nos costará muchísimo empezar”, dice Antonieta.

A ellos, gracias a las donaciones de la gente, se les entregó un comedor y una silla mecedora. Ahora, el espacio vacío que tenía sólo cajas luce mejor y ya tendrán donde sentarse a comer junto a sus hijas.

“Se le cayó el techo”

Con el sismo, el techo de la vivienda de Magali Hernández, ubicado en Prado Churubusco se cayó y parte de su piso parece que va a colapsar. Tiene más de 40 años viviendo ahí y aún espera a personal de Protección Civil para que evalúen en qué condiciones está su hogar.

Su vivienda es muy pequeña. Es un cuarto en donde cabe todo, su cocina, sus camas, el refri, la ropa. Ahí viven su hija, ella y sus cuatros nietos. Con el derrumbe del techo la litera en donde duermen los pequeños quedó inservible. Poco a poco han sacado escombros.

Ya le donaron láminas para poner un techo provisional, y Hogar, Dulce, Hogar CDMX les llevó una base de cama con colchón que fue donada por otra persona, sus cuatro nietos ya tienen donde dormir.

magali_hernandez.jpg
Ella formó parte del primer grupo que recibió ayuda. Las próximas entregas se realizarán el 21 y 22 de octubre; el 4 y 5 de noviembre, y el 17 y 18 de noviembre. Si la respuesta de la gente es buena, la organización agendará más fechas.

El sismo no distinguió clases sociales, ellos tampoco lo hacen. Dicen que todos tienen la necesidad de reconstruir su hogar. El apoyo se centra por ahora en las colonias Del Valle, Condesa, Roma, Xochimilco y Tlalpan.

¿Cómo ayudar?

1. Si perdiste tu vivienda o conoces a alguien que fue desalojado postúlalo llenando un formulario en la página de Facebook de Hogar, Dulce, Hogar CDMX
(https://www.facebook.com/HogardulcehogarCDMX/)

2. Si quieres ayudar puedes donar sillones, comedores, hornos, licuadoras, burós, electrodomésticos, todo aquello que esté en buen estado y ayude a reconstruir un hogar.

3. Si vas a donar llena un formulario en su página de Facebook. Los organizadores te llamarán para agendar el día que pasarán a tu domicilio.

4. Ellos se encargan de cruzar los datos, ver las necesidades de quienes fueron afectados por el sismo. Son el vínculo, hacen el contacto, recogen y llevan la ayuda ¡y listo! Ahí está un Match.

5. Lo que recolecten se donará y será repartido ese mismo día, ellos no tienen bodegas y no pueden almacenar nada.

Quienes lo deseen, dice Elizabeth, puede acompañarlos a entregar su aportación.

También piden ayuda en la logística de mudanza, prestando vehículos o con bodegas y otros espacios físicos, ya que esperan que más gente apoye con la iniciativa.

Los jóvenes que encabezan la iniciativa entregaron a cada una de las familias en su primera entrega un cuadro en el que se puede leer: “Este hogar no es un hogar convencional; es un hogar construido con muchos pedacitos de amor… Este hogar es el reflejo de un país unido y solidario”.

Números:
- 38 edificios colapsaron en la CDMX
- 13 edificios serán demolidos
- 3 mil pesos ofrece el gobierno para rentar
 

  • ao-colapso.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS