Se repite caso “Ángela”; nadie reclama cuerpo de bebé

Las autoridades difundieron el retrato hablado del menor, quien fue encontrado el 23 de septiembre en Tláhuac con signos de violencia
16/10/2017
16:59
David Fuentes
Ciudad de México
-A +A

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad (TSJ-CDMX) pide la colaboración de los capitalinos para identificar el cadáver de un menor de entre tres años y medio y cinco, que tiene más de un mes en el Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO) que está en calidad de desconocido, pues nadie se ha presentado a reclamar el cuerpo.

El caso tiene similitud con el de “Ángela”, la menor que fue encontrada sin vida en una maleta en las inmediaciones de la colonia Roma.

El cuerpo de la menor, que presentaba signos de violencia, no fue reclamado, a pesar del esfuerzo que hicieron las autoridades. Los asesinos de la “Ángela”, así como sus padres, tampoco se han encontrado.
 

Video

Sepultan a niña de la maleta, sin identificar

El cuerpo de la menor estuvo un año en el INCIFO. Los rasgos genéticos de Angela se compartieron en otros países

En este caso, el Tribunal Superior de Justicia detalló que el cuerpo del menor fue encontrado el 23 de septiembre en inmediaciones del Eje 10 Sur, colonia Ampliación Selene, delegación Tláhuac. El Órgano Judicial informó que a pesar de que esta situación es poco común, se tomó la determinación de difundir datos y el retrato forense de la víctima.

Con la difusión de esta información, así como un retrato hablado que se hizo del menor, se busca que la ciudadanía ubique a alguna persona o familiar y acudan al INCIFO para concretar el trámite de identificación y evitar que el cuerpo vaya a la fosa común.

El órgano jurisdiccional detalló que el menor tenía una edad aproximada de entre 3.5 y 5 años; color de piel morena claro; color de ojos castaño medio y de cabello castaño oscuro. Cabello abundante, senil sumado y corto; con estatura de un metro y nueve centímetros y de complexión media.

Otras características que dio a conocer el TSJCDMX es que tiene dentadura completa; dientes frontales superiores separados probablemente por el hábito de chuparse el dedo o usar biberón o chupón. Además cuenta con callo en el pie derecho, por el aparente roce del zapato en la parte superior del talón y deformación de uñas en dedos gordos de ambos pies.

La víctima vestía chamarra de mangas y capucha verdes; de la parte frontal, blanca; pantalón beige y zapatos negros.

cg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS