Se quejan por lentitud en arreglo del socavón

Dueños de los establecimientos en las calles Humboldt y Colón dicen que tuvieron que cerrar y los productos quedaron adentro
Los trabajos continúan, sobre la avenida Paseo de la Reforma. Según los afectados, las autoridades les mencionaron que los trabajos concluirán en enero. (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
14/10/2017
01:05
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]
 

Mes y medio después de que se abriera el socavón en la esquina de las calles Humboldt y Colón en la colonia Centro, los dueños de los establecimientos que tuvieron que cerrar por el peligro que ocasionaba el socavón denuncian que los trabajos van muy lentos y siguen a la espera de que haya una solución para no quedar en banca rota, puesto que ellos y sus empleados han perdido su fuente de trabajo.

El pasado 31 de agosto se abrió un socavón de más de 10 metros de largo por ocho metros de profundidad.

Un estacionamiento y los restaurantes Armandos tuvieron que cerrar sus puertas, el producto y herramientas de trabajo quedaron en el interior de los inmuebles y hasta la fecha las autoridades no han dado oportunidad para ingresar.

Los trabajadores y representantes de estos negocios exigen a las autoridades que den el apoyo que ofrecieron después de que se registrara el socavón y aunque entienden días después se registró la crisis del 19 de septiembre, es hora de que vuelvan a reactivar las promesas.

“Entendemos todo lo que pasó tras el sismo y la emergencia, pero no han hecho nada, todo es muy lento, nos dicen que los trabajos terminarán hasta enero y eso va a generar que los negocios se vayan a la quiebra, eso no es lo que queremos, somos varias familias que vivimos de aquí”, declaró Mónica Martínez, dueña de la Tortería Armandos.

A 45 días de que se abrió el socavón los trabajos continúan, sobre la avenida Paseo de la Reforma se puede observar la maquinaria y de acuerdo con los afectados, las autoridades les mencionaron que los trabajos concluirían en enero, por lo que consideran necesario un programa especial para reabrir sus negocios, pues con ese tiempo se podrían perder los empleos que se generan en la zona.

“Si terminan hasta enero es imposible reabrir los negocios, no tenemos con qué apoyar a las familias que trabajaban ahí, y seguro todo se nos echó a perder, además tras el sismo no sabemos cómo están los inmuebles”, dijo Mónica Martínez.

Esta semana la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México les entregó por única ocasión un apoyo de 2 mil pesos para los 15 empleados que laboraban en los restaurantes Armandos; sin embargo, Mónica considera que es necesario el apoyo de las autoridades para restablecer sus negocios, pues eran generadores de empleo.

“Nunca nos recibió Monreal, ahora ya estamos con el peligro de perder todo, no es justo porque se había reportado el bache que estaba ahí y poco a poco se fue generando el socavón, esperemos una pronta respuesta”, denunció la dueña de la Tortería Armandos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS