Se encuentra usted aquí

Rufianes Gym. Músculos en la cárcel

El hombre de 40 años ha pasado los últimos tres años y seis meses en el Reclusorio Sur, donde se ha coronado como el Señor México desde el 2014
Iván Stephens / EL UNIVERSAL
24/02/2018
03:30
Ana Herrera
Ciudad de México
-A +A

Uziel se levanta diario a las 6:45 de la mañana para ejercitarse. Tiene que hacerlo para no perder la musculatura que ha construido a lo largo de casi 21 años. Esa que lo convirtió, por cuatro años consecutivos, en el ganador de “Señor México”, el certamen que enfrenta a los mejores fisicoculturistas de todos los penales de la Ciudad de México.

El hombre de 40 años ha pasado los últimos tres años y seis meses en el Reclusorio Sur, donde purga una condena de seis años de prisión, por robar una tienda de suplementos alimenticios.

Pese a no contar con aparatos de alta tecnología, Uziel Salomón Durán Martínez se las arregla para correr todos los días, preparar los alimentos que su familia le lleva hasta el centro penitenciario, asistir a sus actividades escolares y, al mediodía, entrenar en el "Rufianes Gym" con pesas por casi una hora con 15 minutos.

“En enero cumplí 21 años con este estilo de vida y aunque estoy aquí, no lo he dejado de practicar. Esto es lo que me motiva para ser una mejor persona; tengo mis metas y mis sueños y pienso seguir adelante cuando salga”, dice Uziel.
page_uziel2.jpg
Como Uziel, cerca de 500 internos practican esta disciplina dentro de los ocho penales masculinos ubicados en la CDMX, actividad de reinserción social con la que los internos obtienen constancias que acreditan su buena conducta para facilitarles su preliberación.

La vida de uno de los hombres más musculosos del Reclusorio Sur cambió radicalmente el 20 de agosto del 2014, cuando llegó a este centro penitenciario por robar una tienda de suplementos alimenticios.

Uziel relata que golpeó a un policía por un malentendido al estacionar su auto, y éste lo acusó de intentar asaltar el comercio, delito que jamás cometió.

Al llegar al reclusorio ubicado en Xochimilco, Uziel tuvo que cambiar el ejercicio en aparatos por correr en la cancha de futbol del penal, lo que le provocó dolores intensos en los pies, y su alimentación también sufrió modificaciones al disminuir la ingesta de carne o pescado por la de pollo y huevo.
page_uziel8.jpg
Las ganas de continuar ejercitándose no acabaron cuando ingresó a prisión. Uziel se enteró de que se realizaría el concurso interreclusorios, por lo que se preparó arduamente. Al final y se coronó como el primer Señor México del Reclusorio Sur en el 2014.

“Como a los tres meses (de que ingresó al Reclusorio Sur) me fui a competir. Me dijeron: 'hay un evento en el Oriente' y es que lo que me gusta es eso, y me preparé y me fui al Oriente, donde gané, les quité el título y me lo traje. Y ahora es el cuarto título que obtengo acá adentro”, dice.

El fisicoculturismo es una disciplina que comenzó a practicarse hace 20 años dentro del Reclusorio Oriente y en la Penitenciaría de Santa Martha, pero fue hace 10 cuando con el apoyo de las autoridades del Sistema Penitenciario se comenzó a organizar el evento interreclusorios, con el cual se selecciona al mejor exponente de todos los centros de reclusión.

De acuerdo con la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, 300 internos participan en el proceso selectivo en sus reclusorios de residencia, pero sólo 50 califican para competir en el concurso Señor México 2017.

De entre los 50 finalistas, Uziel se ha coronado durante cuatro años como el ganador de la categoría de Fisicoculturismo. El premio de potencia lo ha obtenido la Penitenciaría de la Ciudad de México.
page_uziel3.jpg
Cada año la sede del concurso cambia y se busca que se realice apegado a las normas que regulan la competencia afuera de los centros de reclusión.

Víctor Hernández, presidente de la Asociación Nacional de Fisicoculturismo Amateur, Nabba México, y Susana Zamora, directora de la Federación de Culturismo enfocado al modelaje, Musclemania, colaboran con la organización del evento que se divide en las categorías principiante A y B; novato A y B y avanzados.

“El fisicoculturismo podría pensarse como un deporte individual, no hay un trabajo en equipo, aparentemente, pero al final requieres a alguien que sepa (por ejemplo) de alimentación, y siempre hay quien sabe más de tú. Y transmitir y recibir, pasarle tus tips”, dice Hazael Ruiz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario.

Israel Martínez Rebollar, coordinador deportivo de la Subsecretaría, es quien brinda asesorías técnicas de entrenamiento, planificación, bases de nutrición para que los reos que ya tienen un nivel avanzado, como Uziel, apoyen y capaciten a sus compañeros.
page_uziel7.jpg
Al ser un deporte de apreciación visual, los jueces dictaminarán al vencedor de acuerdo con la longitud de la cintura, tono y trabajo muscular, así como las proporciones de cada parte del cuerpo.

Martínez Rebollar, quien también es juez del concurso y ha sido integrante de asociaciones de fisicoculturismo, refiere que Uziel se ha coronado como Señor México por cuatro años por su experiencia, desarrollo físico, madurez muscular y proporciones, las cuales sobresalen de las de otros internos debido a que se ha preparado desde hace 21 años.

El campeón era entrenador personal en gimnasios particulares, ahora en el Reclusorio Sur se ha convertido en mentor y guía de varios de sus compañeros.

“Me ha ayudado a sobresalir. Yo les he demostrado que aunque esté aquí he seguido siendo el mismo, he seguido haciendo lo que me gusta y están ahí las pruebas de que he ganado y mejorado como atleta y como persona”, dice.

Lo que más extraña Uziel de estar en libertad es a sus tres hijos, a quienes dejó de ver y no puede ver crecer y cuando salga de prisión buscará retomar su carrera, competir en el extranjero y prepararse más en materia de fisicoculturismo.
page_uziel10.jpg
Sobre nuevos contrincantes dentro y fuera del Reclusorio Sur, Uziel no se siente intimidado; dice que nunca hay enemigo pequeño, y por lo mismo tiene que preparar su rutina de ejercicio, alimentación y nivel de musculatura porque es un deporte de apreciación.

Un impulso que cambia vidas

Las carreras deportivas del campeón del Reclusorio Sur y del subsecretario del Sistema Penitenciario, Hazael Ruiz Ortega, no parecen muy distintas.

Uziel inició a fortalecer su cuerpo a los 19 años y desde entonces no ha parado. Se convirtió en fisicoculturista profesional y ganó concursos como el de Ferrocarrileros, Tijuana, Tijuana Pro y estuvo a punto de ganar el concurso Mr. México, pero lo encarcelaron antes de competir.

Relata que un amigo fue quien lo llevó por primera vez al gimnasio y 21 años después puede presumir su voluminoso pectoral y formada espalda que lo han llevado a coronarse como el máximo exponente de los centros de reclusión.

Hazael Ruiz Ortega incursionó en el fisicoculturismo cuando estudiaba en la preparatoria La Salle, donde aprendió a agarrar la barra y realizar series de ejercicios.

Hace 30 años, según Ruiz Ortega, practicar la disciplina era muy diferente, pues se privilegiaba la carga de peso en barras, se les pedía a los competidores desarrollar más masa muscular, fuerza y resistencia.

Actualmente, el subsecretario aún se ejercita y privilegia el acondicionamiento físico al hacer rutinas de pecho, abdomen, espalda, y cardio; mientras que los sábados y domingos practica box antes de iniciar sus actividades laborales.

En su juventud logró el tercer lugar en la categoría de Fisicoculturismo de hasta 63 kilos y en la de Potencia fue el campeón en la Universidad La Salle; a sus 47 años obtuvo dos empates y una derrota al boxear de forma amateur con jóvenes de 21 años para probar que sí podía.
page_uziel6.jpg
Las recomendaciones de los expertos

Al presumir su abdomen y brazos torneados, Uziel y el subsecretario del Sistema Penitenciario, Hazael Ruiz Ortega, nos dan algunos consejos para sacarle provecho a las rutinas de ejercicio.

Para que el ejercicio funcione se debe tener muy en cuenta la alimentación. “Muchos piensan ya hice dieta de lunes a sábado, me voy a las carnitas o a los pozoles y así no se puede. Si quieres alcanzar un objetivo tienes que ser constante”, dice.

Recomienda acudir con un entrenador que sepa cuáles son los mejores ejercicios para lo que se necesita, como tonificar o bajar de peso.

Descansar 8 horas diarias y realizar al menos 30 minutos de ejercicio cardiovascular al día, como son correr, subir escaleras o practicar ciclismo.

“Sí es primordial hacer un ejercicio cardiovascular para mantener tus niveles de grasa bajos. Por eso mucha gente nunca baja, porque piensan que con la dieta y el entrenamiento van a bajar y no se puede”, dijo.

El subsecretario del Sistema Penitenciario, Hazael Ruiz Ortega, no difiere de las recomendaciones en cuanto a ejercicio. Recalca que lo más importante es mantener un abdomen esbelto.

En cuestión de medidas, el funcionario señala que se debe buscar una proporción corporal y del músculo, por lo que si se desea tener brazos muy grandes, las piernas deben ser de la misma medida; mientras que la pantorrilla debe coincidir con los biceps.

“Los músculos crecen y los puedes hacer crecer con mayor peso. Menos repeticiones, dan mayor volumen, y menos peso con muchas repeticiones te van a dar calidad y definición en el músculo. Pero el abdomen se esculpe, puede haber gente con brazos muy grandes, hombros muy fuertes, pero con una barriga terrible y eso se debe a una mala alimentación y que te ha faltado trabajar el abdomen”, menciona.
page_uziel9.jpg

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS