Recrudece la pugna por "narcotienditas" en zona centro

Desde la ejecución de Pancho Cayagua hay una “guerra” por 500 puntos rojos; las bandas se disputan delegaciones Venustiano Carranza y la Cuauhtémoc
Pancho Cayagua, presunto fundador de la Unión Tepito, fue ejecutado el 11 de octubre de 2017 en la GAM. En su sepelio la PGJ realizó un operativo (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
15/02/2018
01:21
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Agentes de la procuraduría capitalina indagan las ejecuciones que se registran desde enero en inmediaciones de Tepito; todo apunta a la pugna entre grupos criminales que operan en las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza y que a raíz de la ejecución el año pasado de Pancho Cayagua sostienen una guerra por apoderarse de más de 500 puntos de venta de drogas al menudeo.

En este sentido, el doble crimen registrado la tarde del martes en un salón de fiestas infantiles en la calle Genaro García, entre Cecilio Robelo y Fray Servando, colonia Jardín Balbuena, donde dos personas perdieron la vida y una joven de 18 años resultará gravemente herida, se liga con el homicidio que tuvo lugar el miércoles en la zona de Tepito.

Ese día, poco después de las 11:00 horas, un comando ejecutó al Gerry, delincuente de la zona quienes testigos y comerciantes aseguran fue uno de los gatilleros que atacó a la familia del salón en Venustiano Carranza, aunque los familiares de las víctimas no aportaron mayor información a las autoridades que llegaron a atender el ataque armado.

Aparentemente identificaron a los agresores, pues antes de atacar a su objetivo, un hombre de 45 años, le reclamaron que dejara de “vender drogas” en la zona de influencia del llamado Cártel de Tepito, después del reclamo, le dispararon en más de cinco ocasiones con un arma 9 milímetros para escapar en una motocicleta con rumbo desconocido.

Aunque los agresores no fueron identificados, pues tenían cascos y la vestimenta de motociclistas, allegados al occiso señalaron que era gente perteneciente al Gerry, pues aparentemente el agresor ya había recibido amenazas del Cártel de Tepito.

Sólo 12 horas después del ataque al salón de fiestas, el Gerry, presunto agresor, fue ejecutado.

Situaciones similares se vienen registrando de manera constante en la zona antes mencionada desde noviembre pasado, por lo que la procuraduría capitalina inició una carpeta de investigación a la que se le han anexado siete casos más —que incluyen el doble homicidio del salón de fiestas infantiles—, la hipótesis principal de las autoridades sobre estos asesinatos es la pugna por las llamadas “narcotienditas”.

Éstas están dispersas principalmente en calles de la frontera entre las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, donde a decir de las autoridades, las ganancias de quienes administran estos lugares son superiores a los 300 mil pesos mensuales.

De igual manera, han detectado —como responsables de estos hechos— a por lo menos cinco personas de entre los 20 y 25 años, de entre los que destacaba El Gerry, asesinado el miércoles pasado.

En este sentido, las autoridades tienen previsto un recrudecimiento, aún más, de la violencia en la misma zona, pues ambos grupos toman represalias con sus antagonistas cada que uno de sus gatilleros es asesinado. Sorprendentemente, las autoridades aún no identifican a los autores intelectuales de la masacre en Tepito y sus alrededores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS