Reconstrucción de mama con método de reintegración social

Desde 2015 han sido 85 mujeres, que van desde los 22 años hasta los 77, las que se han operado gratis en la Ciudad de México
Susana Perea, de 59 años, y Marcela Herrera, de 45, padecieron cáncer de mama y se sometieron a la cirugía reconstructiva. (Texto: JOHANA ROBLES)
05/11/2017
03:50
Johana Robles
Texto:
-A +A

En la Ciudad de México hay 85 mujeres que sobrevivieron al cáncer de mama, pero en la batalla contra la enfermedad, perdieron uno o dos senos. Tuvieron la oportunidad de recuperarlos y, dicen, tener una nueva forma de vivir.

Son jóvenes, madres, abuelas que decidieron dar el último paso para completar su tratamiento contra este padecimiento. Ellas se sometieron a la cirugía de reconstrucción de mamas, que es un programa gratuito que existe en la capital del país desde 2015.

La doctora Lya Vázquez Morales, encargada de la Jefatura de Cirugía Plástica y Reconstructiva, en el Hospital Rubén Leñero del gobierno capitalino, asegura que este programa no sólo ayuda a restituir la estética de la figura femenina, sino que les permite una reintegración social integral.

“Todas las pacientes son diferentes, pero hay algo en común. La cirugía de reconstrucción reintegra a las mujeres a la sociedad, en todo su ambiente, no nada más social, sino económico, familiar. Todas vienen con ilusión de hacer la reconstrucción. [La masectomía] es una cirugía mutilante; se siente con falta de algo, es darles la oportunidad de reconstrucción de devolverles lo que han perdido”, expuso. En la capital del país, desde hace dos años, opera este programa que es obligatorio porque se convirtió en ley tras ser aprobado por la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

El programa opera en el centro médico Rubén Leñero donde hay personal especializado en el área de cirugía plástica y los insumos, como las prótesis o expansores que se utilizan para operar a las pacientes, son donados por el Instituto de Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres). A dos años, la doctora Vázquez Morales expone que en total han sido 85 mujeres, que van desde los 22 años hasta los 77 años, las que se han sometido a la cirugía, por lo que recuerda que “ninguna mujer está exenta” de tener cáncer de mama.

Detalla que solamente se atienden a mujeres que viven en la capital del país, pero, con ello, afirma, atienden a una gran cantidad de la población.

Cada año, en la Ciudad de México, se practican entre 22 mil a 25 mil mastografías, según datos del Inmujeres de la Ciudad de México. Y de acuerdo con la doctora Vázquez Morales, anualmente hay 500 mujeres que son candidatas a someterse a la operación de reconstrucción de mamas.

Además de que hay 130 mujeres que están en la lista de espera; sin embargo, rechaza que haya una sobredemanda de pacientes. Tienen una capacidad para atender a 130 pacientes al año.

Dos años para ser candidata

La doctora explica que para ser candidata a una operación de este tipo es necesario que hayan vencido a la enfermedad del cáncer del mama, para lo cual, recuerda, tienen que haber transcurrido año y medio. De esa forma, es cómo se pueden acercar a las instalaciones del Rubén Leñero para obtener una cita médica y su valoración correspondiente.

Comenta que el proceso de cirugía, en promedio, lleva dos intervenciones quirúrgicas y en algunos casos se necesita una tercera para completar los detalles. Todo este proceso puede durar entre 6 a 12 meses.

Indica que los intervención quirúrgica no incapacita a las mujeres y el lapso entre una y otra las pacientes pueden reintegrarse a sus actividades. Lo recomendable es la recuperación de 2 a 3 semanas después de cada operación. Después deben acudir a citas médicas para seguir en observación sobre el proceso de recuperación.

La médico cirujano detalla que las mujeres que no pueden ser candidatas a esa operación son aquellas que les volvió el cáncer, tienen problemas de coagulación y enfermedades cardiacas.

En la Ciudad de México, existe la Ley de Atención Integral para el Cáncer de Mamá, que se considera que es una de las principales causas de muerte entre las mujeres en el país.

Por ello, es que el gobierno de la Ciudad de México ha implementado estrategias para acercar la atención y detección oportuna de esta enfermedad. Una de ellas son los Medibuses que en el último año han practicado mastografías a 52 mil 289 mujeres, más de 4 mil 350 al mes, en promedio.

La mastografía es gratuita para todas las mujeres, en particular, para las que no cuentan con seguridad social y pueden acceder a este estudio en las unidades móviles Medibuses, además de que pueden acudir a los centros de salud, dijo la Secretaría de Salud capitalina.

De acuerdo con información de la dependencia local, la mayoría de los tumores malignos son curables si se detectan a tiempo y para el cáncer de mama existe un procedimiento sencillo y altamente efectivo para detectar una tumoración en fases incipientes que es la mastografía.

Sin embargo, datos del Instituto de Mujeres en la capital del país arrojan que al menos 60% de los casos detectados ya están muy avanzados.

Para atender a las pacientes que dan postivo en las pruebas, pueden recibir el tratamiento en instituciones de tercer nivel, como el Instituto de Nacional de Cancerología, FUCAM y Centro Oncológico Internacional. Ésas son con las que la Secretaría de Salud local ha firmado convenios para que se les brinde una atención especializada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios