Reciben Año Nuevo Chino entre obras y escombro

Comerciantes confían en que renovación impulse al área que tenía pérdidas de 60%; obras costaron 81.1 millones de pesos con IVA, explica Roberto Remes, de la AEP
Uno de los elementos más atractivos es el paifang o puerta monumental de entrada al barrio, en el cruce de Dolores y Juárez, con tejados similares a las pagodas (FOTOS: IVAN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
15/02/2018
01:16
Gerardo Suárez y Luis Velázquez
-A +A

[email protected]

Entre obras de rehabilitación de última hora, así comenzarán los festejos del Año Nuevo Chino en el barrio de esta comunidad en el Centro Histórico.

Ayer trabajadores realizaron los últimos detalles para concluir la mayor parte de la remodelación de las calles del Barrio Chino; el festejo es el 16 de febrero, pero desde hoy inician diversas actividades y seguirán el fin de semana entre danzas, exhibiciones de artes marciales y pirotecnia.

Después del inicio de las obras en septiembre, y de una caída en sus ventas de 50% a 60%, comerciantes esperan recuperarse con la nueva imagen de la zona.

“Esperamos que con las obras se vuelva turística. No le pide nada a China Town en Nueva York; ahí viví ocho meses”, dijo Amado, encargado de la cafetería Om.

Se espera que se coloquen comerciantes en vía pública por la ocasión. Uno de los elementos más atractivos es el paifang o puerta monumental de entrada al barrio, en el cruce de Dolores y Juárez, con tejados similares a las pagodas y en la que trabajadores ayer colocaban los últimos adornos.

En un recorrido se observó que en esta primera cuadra también se montaban algunas luminarias, pendones y había plantas de ornato en el suelo que más tarde se colocaron en las macetas de diseño geométrico situadas a lo largo del camino.

En la segunda cuadra, donde se concentran los negocios de comida y artículos chinos, y que suele ser escenario principal de la festividad donde danzan los leones, trabajadores limpiaban con cepillos metálicos las lozas nuevas, mientras los empleados de los locales hacían lo propio para dejar relucientes las fachadas y mobiliario de los negocios.

Más clientes. Luego de que las ventas cayeron hasta 60%, David Rodríguez, encargado de un restaurante, confió en que con la remodelación lista se recuperen. “Se ve que esto será mejor con la colocación de adornos que dan más vista, como las puertas en los extremos de la calle”, añadió. Las tiendas de artículos para celebrar el Año Nuevo tienen listos decenas de figuras doradas de canes que van de los 15 pesos en adelante para conmemorar la entrada del Año del Perro de Tierra en esta ocasión.

En el otro extremo de la calle Dolores esquina con Ayuntamiento, se concluían también los últimos detalles de la “puerta luna”, una estructura en forma de herradura de color rojo.

Ante los trabajos a marchas forzadas, Roberto Remes, coordinador de la Autoridad del Espacio Público (AEP), aseguró que ayer mismo se concluirían las obras de rehabilitación, salvo algunos detalles en las banquetas y cruces de las calles Independencia y Victoria, que terminarán en máximo dos semanas, además previó que la CFE abra después dos puntos en los cruces con Marroquí debido a que no se pudo coordinar una intervención previa.

Incluso aseguró que se terminarían ayer mismo también las obras de banquetas, luminarias y vegetación en la plaza Santos Degollado y la calle José Marroquí, que lucían más rezagadas.

Las obras de rehabilitación tuvieron un costo de 81.1 millones de pesos, IVA incluido, informó Roberto Remes, quien precisó que hasta después de las festividades se colocarán unas lámparas de papel plastificado en las calles rehabilitadas, esto para evitar accidentes por los fuegos artificiales que se lanzarán la noche del domingo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS