Piden revisar si edificio pasa límite de pisos

Vecinos aseguran que viola el uso de suelo permitido en la colonia Hípódromo
El programa delegacional de la Cuauhtémoc establece que la altura máxima de edificios en la zona son 24 metros, es decir siete pisos, y el inmueble 230 en avenida Nuevo León cuenta con nueve, por lo que estaría incurriendo en falta (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
03/11/2017
01:08
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Autoridades capitalinas no han definido si el edificio 230 de la avenida Nuevo León, donde se ubicaba un helipuerto, también rebasa el límite de pisos, con lo que los últimos dos niveles deberían ser demolidos, denunciaron vecinos de la zona.

Rafael Guarneros del Comité Fundacional de la Asociación de Residentes de la colonia Hipódromo, comentó que, de acuerdo a los resultados de las investigaciones del helipuerto realizadas por la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), el programa delegacional de la Cuauhtémoc, establece que el límite máximo de la zona son 24 metros de altura, es decir, unos siete pisos máximos de construcción; mientras que el edificio en Nuevo León cuenta con nueve.

A pesar de no tener certeza de la legalidad de estos dos pisos, Rafael Guarneros informó que se considera rehabilitar el inmueble. Abundó que los trabajos comenzarán en el nivel seis, donde una columna resultó afectada, y donde las losas están apuntaladas.

“No nos han dicho que van a demoler esos dos pisos porque podría existir la posibilidad de que se reparen las columnas. Nosotros hemos estado tratando de conseguir los planos de ese edificio y conocer qué fue lo que se autorizó cuando se construyó originalmente”.

El colono indicó que si bien se tiene la resolución de la PAOT, aún se desconoce el dictamen de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en el que establezca si la altura del inmueble va conforme el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la delegación Cuauhtémoc.

“El problema con Seduvi y la delegación es que, aparentemente nadie conoce los planos, o sea se perdieron. Esta situación, desde mi punto de vista, es dolosa que va a impedir a muchos afectados poder demostrar técnicamente, con base en el estudio de la estructura del edificio, que las condiciones originales se violaron”.

“Cada piso representa mínimo cinco o 10 toneladas, y recordemos que después del sismo este edificio afectó a los vecinos del inmueble colindante que es el 230, y que permanece deshabitado”.

Al momento, la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) sólo ha derribado el helipuerto del edificio 230 de Nuevo León, pues autoridades concluyeron que su construcción fue ilegal luego del sismo del 19-S.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS