Padres de familia bloquean la calzada Ignacio Zaragoza

Protestan por el cierre de escuela dañada por el sismo; en otros nueve planteles afectados no reanudan clases
La SEP les ofreció continuar las actividades académicas en aulas móviles; sin embargo, los protestantes argumentan que las autoridades se comprometieron a reparar el plantel durante diciembre y no lo cumplieron (ESPECIAL)
09/01/2018
02:27
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Padres de familia de la escuela primaria Isidro Fabela, ubicada en la colonia Pueblo San Lorenzo Xicotencatl, bloquearon durante las primeras horas de este lunes la calzada Ignacio Zaragoza a la altura de la calle Enna, cuando más de 12 mil niños regresaron a clases, para reclamar a las autoridades educativas, que sus hijos no sean reubicados en otro plantel, ya que es la más cercana.

También exigieron que el plantel educativo sea reconstruido en su totalidad, luego de que sufriera daños estructurales tras el sismo del 19 de septiembre; además desde ese día los niños acuden al colegio una vez por semana, lo que perjudica su rendimiento académico.

La protesta ocasionó un severo caos vial sobre la calzada Ignacio Zaragoza, fue necesaria la presencia de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública para agilizar el tránsito vehicular y de un representante de las autoridades locales de educación que dialogó con los protestantes. Aunque después de las 12:00 horas, acordaron suspender el bloqueo, amagaron que de no cumplir su petición, cerrarán las vialidades durante toda la semana.

“Esta platica ya la hemos tenido con los de la SEP, pero nunca nos resuelven nada. Ya pasaron tres meses desde el temblor y la situación de los niños sigue igual, dijeron que iban a trabajar en las vacaciones de diciembre y no hicieron nada, ahora nos dicen que los van a remover a unas aulas móviles.

“Estamos inconformes con esa propuesta porque nos va a quedar muy lejos el traslado de los niños y la mayoría trabajamos. Lo que acordamos el año pasado es que se iba a reparar la escuela durante las vacaciones porque sufrió daños, según el reporte no fue estructural, pero regresamos a clases y nos damos cuenta que no hicieron nada”, comentó Bertha Rodríguez, madre de familia que participó en la protesta.

Aunque no con propuestas de esta magnitud, la SEP reportó incidentes similares en 10 escuelas, donde los padres se quejaron que las instalaciones no estaban listas para recibir a los niños por lo que varios se retiraron con todo y sus hijos al tiempo que anunciaron que darían como máximo esta semana para reparar las imperfecciones.

Otras inconformidades. Otro de los planteles educativos donde se registraron protestas fue en la secundaria Martín Luis Guzmán, en las inmediaciones de la delegación Gustavo A. Madero, ahí los padres reportaron que la barda perimetral, la cual se dañó en septiembre pasado, no estaba reparada del todo y ni siquiera tenía colocada la puerta de acceso; los padres advirtieron que se podría venir abajo y dañar a los alumnos.

Además los sanitarios no funcionan adecuadamente, lo que afecta la actividad y el quehacer de los estudiantes. Denunciaron también que el material de construcción estaba disperso por todo el patio, lo que representa un riesgo para los niños.

En la primaria José Heliodoro Bravo de la delegación Cuauhtémoc, las actividades académicas iniciarán el próximo miércoles.

Otros siete planteles no abrieron sus puertas, con cartulinas anunciaron a los padres de familia que el dictamen de seguridad de las autoridades todavía está pendiente.

Según información difundida en noviembre pasado por la Agencia de Gestión Urbana (AGU) algunas de las 422 escuelas con daños menores estarán en obras hasta abril, por lo que pidieron comprensión a los padres de familia por las molestias ocasionadas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS