Organismos civiles piden no criminalizar el caso

03/02/2018
02:37
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

Organizaciones civiles exigen que el caso de Marco Antonio Sánchez sea investigado como desaparición forzada y que las autoridades eviten divulgar información personal sobre el joven que lo pueda criminalizar.

“Hay indicios razonables para configurar la desaparición forzada; porque [Marco Antonio] fue detenido por agentes de Seguridad Pública, estuvo bajo custodia de ellos, nuevamente fue detenido por otra corporación policiaca y desapareció... Esos son los elementos objetivos que nos hacen exigir que no se descarte una investigación la desaparición forzada”, dijo José Antonio Guevara de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derecho Humanos.

“El hecho de que el joven fue detenido por agentes de la policía y de su paradero no se supo hasta mucho tiempo después. La custodia es responsabilidad de la policía, con independencia de que lo hayan dejado en libertad”, explicó Margarita Griesbach, directora de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia A.C

Aunque el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera ha declarado que el caso de Marco Antonio no fue una detención arbitraria y el secretario de Seguridad Pública capitalino, Hiram Almeida, aceptó que hubo fallas en el actuar policial, Griesbach aseguró que esta desaparición se debe investigar como un delito.

“La consistente es que hay un reconocimiento de un error, un delito no es un error, no importa quién lo comete, cuán arrepentido se encuentre. Un error es un delito cometido por servidor público y debe ser perseguido y procesado como delito”, dijo.

Sobre el desprestigio de Marco Antonio, la directora explicó que uno de los objetivos de divulgar información personal, como expedientes médicos y fotografías, es usado para restarle responsabilidad a los funcionarios en los casos. “Se suele criminalizar [a las víctimas], emitir información que trata de vincularlos con el consumo de drogas y acciones delictivas. Pareciera que cuando se comete un delito por agentes del estado lo que se enjuicia y se investiga es el comportamiento de la persona que fue agraviada y no el delito”, comentó.

Asimismo, aseguró que aunque Marco tuviera algún problema médico en particular, su caso se agravaria para las autoridades que lo tenían bajo custodia, pues su primera responsabilidad era brindarle protección al menor.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS