No respetan carril del Metrobús sobre Reforma

Automovilistas ignoran las señales y dan vueltas prohibidas; usuarios se quejan del caos en las terminales del transporte
No respetan carril del Metrobús sobre Reforma
Mediante un recorrido, EL UNIVERSAL constató que algunos automovilistas hacen caso omiso a los señalamientos. Foto: JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL
12/03/2018
00:32
Eurídice Garavito
-A +A

[email protected]

Luego de una semana en funcionamiento, no sólo los usuarios de la Línea 7 del Metrobús, que corre de Indios Verdes a Campo Marte, sufren con el nuevo servicio, sino también los automovilistas que utilizan avenida Paseo de Reforma.

En esa vialidad, que contaba con cuatro carriles en la mayoría del tramo, ahora tienen que enfrentar la saturación de tres, pues el de la extrema derecha está concesionado a este medio de transporte.

Aunque el autobús circula una baja velocidad, ya sufrió el primer accidente, debido a que no se respetó el tránsito. Aquí, como en las demás rutas, las unidades de doble piso tienen la preferencia de paso.

Mediante un recorrido que realizó EL UNIVERSAL se constató que generalmente los automovilistas no respetan los señalamientos, dan vueltas prohibidas e invaden el carril exclusivo, lo que provoca percances como el del pasado viernes donde aunque tuvo saldo blanco, la unidad 928 del sistema de transporte Metrobús y el automóvil particular presentaron daños posteriores al accidente.

La infracción por invasión al carril confinado se encuentra estipulada en el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México en el artículo 11, y prohíbe explícitamente a los conductores de todo tipo de vehículos circular sobre los carriles exclusivos para el transporte público, en el sentido de la vía o en contraflujo.

La sanción a esta falta es de una multa de 40 a 60 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México (al rededor de 4 mil pesos) y la remisión del vehículo infractor al depósito.

Sin embargo, los particulares invaden constantemente dicha vialidad a los largo de sus 15 km de trayecto, lo cual evidencía la indiferencia hacia todo tipo de señalamientos que prohíben ciertas maniobras que realizan frecuentemente los automovilistas.

Cabe destacar que a lo largo del recorrido, las unidades recientemente estrenadas se detienen constantemente por la frecuencia de semáforos sobre avenida Reforma, lo cual provoca hacinamiento de hasta seis unidades por alto, lo que también representa una falla en el sistema de planeación o excesivo parque vehicular de Metrobús en circulación.

Usuarios reportan largas filas de espera y terminales problemáticas, ya que los vehículos de dos pisos provocan caos al dar la vuelta para iniciar un nuevo trayecto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS