Mono pone en vilo a la policía de la CDMX

Ni la Profepa, ni bomberos y veterinarios pudieron atraparlo; el animal continúa libre y se planea su búsqueda con un dron
A las ocho de la mañana, vecinos dieron aviso a las autoridades sobre la presencia de un mono capuchino en la copa de un árbol en el camellón de Paseo de la Reforma y Castillo de Miramar (FOTOS: ARMANDO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL)
28/03/2018
01:50
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

U n mono capuchino provocó que más de una decena de rescatistas, entre ellos bomberos, policías y veterinarios del zoológico del Chapultepec se movilizaran por más de diez horas, pues este pequeño primate fue visto en la copa de los árboles de Lomas de Chapultepec y después huyó hasta una barranca donde ya no lo pudieron localizar para atraparlo.

A las ocho de la mañana del martes, los vecinos llamaron a los policías para avisarles que en uno de los árboles del camellón de Paseo de la Reforma y Castillo de Miramar, había un chango que posiblemente era la mascota de alguno de los habitantes de esta colonia.

Primero, los policías del sector llegaron y rodearon el árbol donde estaba el mono, y después arribaron cinco elementos de la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSPCDMX) , expertos en el rescate de animales; y se unieron al escuadrón los veterinarios del Zoológico de Chapultepec.

Las patrullas y los elementos de seguridad obstruyeron el paso de los vehículos para crear una estrategia y bajar al mono de la copa del árbol; mientras tanto, los curiosos se acercaron para tomarle fotos al pequeño animal, que tiene pelo café con manchas blancas.

Pasaron dos horas e incluso se necesitó cinco bomberos a bordo de un camión con una escalera Magirus, que sube más de 68 metros o 22 pisos.

El personal del zoológico preparó un dardo tranquilizador para que el mono durmiera y pudieran atraparlo, pero aunque le dispararon, nunca se desvaneció como esperaban.

Al contrario, cuando uno de los vulcanos subió en la escalera, el mono huyó hacia la copa de otros árboles hasta una casa cercana, que los rescatistas concluyeron que era propiedad de la embajada de Estados Unidos en México y no tenían permiso para ingresar. Así estuvieron los policías, bomberos, veterinarios, y Profepa en la puerta de la casona.

Luego de varios minutos, les dieron acceso al domicilio 2370 para entrar al patio y poder buscar al animal. El coordinador de la Brigada de Vigilancia Animal de la SSPCDMX, Carmelo Hernández, contó que cuando el mono estaba en la copa de los árboles se le disparó con un dardo tranquilizador, pero la dosis no fue la adecuada y jamás se durmió.

Además, la zona dificultaba las labores de rescate, pues hay varios árboles donde el mono puede desplazarse para huir, mientras que los policías debían calcular la dosis exacta de los tranquilizadores y seguirlo para asegurarlo. Cerca de la dos de la tarde, uno de los rescatistas dijo que usarían un dron para sobrevolar el área de las residencias en las Lomas y ubicar al mono para poder repetir el proceso de los dardos. Sin embargo, el pequeño primate volvió a hacer de las suyas y se escabulló hacia un barranco.

Aun cuando la SSPCDMX aseguró que continuaba a la espera de encontrarlo para ponerlo a salvo; llegó la noche para la capital, y aún no se tiene información del paradero del mono, lo que sí se aseguró es que el animalito había sido visto por la colonia desde el sábado.

Los monos capuchinos fueron nombrados así por los exploradores en alusión a su semejanza física con la vestimenta de la orden religiosa de los Frailes Menores Capuchinos. Estos animales son considerados inteligentes, dos de sus características es que duermen durante el día, y son agresivos cuando se trata de su territorio y lo marcan fuertemente con su orina para mantener a otros fuera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS