“Mi destitución fue ilegal y arbitraria”

La legisladora de Morena dice que no se bajará de presidencia de la Mesa Directiva
Flor Ivone Morales Miranda Diputada de Morena en la Asamblea Legislativa (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
14/11/2017
01:05
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

La diputada local de Morena Flor Ivone Morales no se bajará de la presidencia de la Mesa Directiva en la Asamblea Legislativa porque asegura que su destitución fue ilegal y arbitraria.

Incluso adelanta que demostrará con argumentos jurídicos que su remoción no se apegó a Derecho.

“Los mecanismos para que se lleve a cabo la destitución de un presidenta los dicta muy bien el artículo 40 de la Ley Orgánica y no se siguieron, además de que no se me otorgó el derecho a defenderme”, expone.

Desde su oficina de Zócalo, a unas horas de que diputados del PRD y del Verde Ecologista interpusieran una denuncia ante la procuraduría capitalina por usurpación de funciones, la asambleísta acepta a EL UNIVERSAL que le da miedo la violencia pero ella no es cobarde.

De cara a esta acusación, aprovecha para llamar al procurador Edmundo Garrido para que le diga cuál es el motivo o qué tiene en contra suya y le explique si esta acusación es legal.

La legisladora por Xochimilco dice que si esta denuncia tiene el propósito de amedrentarla, no tiene miedo porque está segura de que está haciendo lo correcto y además de ser un tema de Derecho también lo es de violencia política de género.

“Bastante desafortunado es que un diputado [Fernando Zárate] llame usurpadora a alguien cuando él ha usurpado una presidencia rompiendo el orden legislativo y legal. Quien se está montando en un lugar que no le corresponde es él, más bien tendría que rectificar y yo lo acusaría de que no sólo está usurpando sino que está contribuyendo a que el desarrollo legislativo no se dé con normalidad

Morales Miranda atribuye la confrontación con Fernando Zárate a un tema de género y recuerda que es un hombre capaz de sacar del campo político a las mujeres: “Fue él quien impugnó la curul de Zuly Feria; es decir, si él dentro de su partido trasgrede o violenta los derechos políticos de mujeres, ¿qué me puedo esperar?”.

La morenista deja claro que no se trata de un berrinche o pataleo como lo declaró el asambleísta del Verde Ecologista y que es un asunto que no debió salir de la Asamblea.

“Ellos lo quisieron llevar más allá el tema, nosotros atenderemos en relación a lo que están haciendo, pero creo que esto se debió arreglar al interior, porque tenemos un reglamento, una ley que debe respetarse y si para ellos estoy incurriendo en ilegalidades aun así hay mecanismos para llevar las cosas en paz”, expresa.

Advierte que de ninguna manera permitirá que se reduzca la lucha de una mujer por defender sus derechos políticos, que se le catalogue como pataleo, porque entonces demuestra cómo Zárate una vez más minimiza la violencia ejercida sobre las mujeres.

Pide a los asambleístas que mejor reconozcan la presidencia para la cual fue nombrada, a fin de llevar los trabajos legislativos en noviembre: “Nuestro tema no son los espacios, no es la lucha por la presidencia sino el respeto a la legalidad”.

Al asumir esta presidencia, ¿se ganó la rifa del tigre?

—Como grupo parlamentario aplicamos esto de la paridad, de la equidad y así como ya hubo un presidente de Morena en la Mesa Directiva teníamos por acuerdo que iba una mujer. Yo expresé mi deseo por presidirla y me tocó por varias circunstancias.

A Flor Ivone, ¿le afecta o beneficia llegar a este punto?

—Claro que me afecta, porque para nada es un tema fácil. Estar escuchando acusaciones o repeticiones de agresiones que transmiten los otros diputados, claro que me agrede, me afecta. Que me beneficie, yo sólo digo que permite visibilizar lo que muchas mujeres no pueden defender, más bien tomo todo lo que está ocurriendo como una oportunidad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios