Se encuentra usted aquí

Marco Antonio regresa a casa

El joven que estuvo desaparecido 5 días seguirá bajo cuidado permanente
Marco Antonio fue detenido por policías el 23 de enero en las inmediaciones del Metro El Rosario; fue entregado a su familia el 28 de ese mes. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
12/05/2018
02:27
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Después de casi tres meses de su desaparición, Marco Antonio Sánchez Flores, estudiante de la Preparatoria 8 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), regresará a su casa, tras permanecer en un hospital en la Ciudad de México, aunque continuará su tratamiento médico, bajo la supervisión de la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El adolescente desapareció por cinco días en los cuales sufrió severos daños sicológicos y físicos, luego de que el pasado 23 de enero la policía lo detuviera en la estación del Metro El Rosario. El 28 de enero la policía del Estado de México lo entregó a su familia, quienes lo llevaron al Instituto Nacional de Pediatría y posteriormente al Instituto Nacional de Neurología del cual salió para iniciar otra modalidad de tratamiento profesional que permita su recuperación.

Los familiares y organizaciones sociales denunciaron que los policías presuntos agresores siguen libres y en activo, además de que la investigación local no ha aportado ninguna evidencia sobre lo acontecido los días que permaneció desaparecido el adolescente.

“La policía de la Ciudad se mantiene en la posición de reducir a un error de protocolos, sin reconocer el actuar delictivo de sus elementos, aunque la Procuraduría General de la República a través de la Fiscalía sobre Desaparición Forzada tiene abierta una carpeta de investigación con diversas actuaciones”, indicaron las asociaciones que han llevado seguimiento del caso.

En un comunicado de prensa refirieron que el pasado 2 de abril la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares al Estado mexicano por considerar que la integridad, la vida y la salud del joven Marco Antonio seguían en riesgo, y a través de la Secretaría de Gobernación se realizaron diálogos con las autoridades médicas, las organizaciones defensoras, la familia y el propio Marco Antonio.

“Se reconoce que a más de tres meses de internamiento hospitalario se ha logrado mejoría en su condición física, por lo que ahora necesita otra modalidad de tratamiento y nuevos dispositivos de apoyo que garanticen su completa recuperación”, indica el comunicado.

El texto también señala que por el momento no se cuenta con las condiciones para que Marco Antonio pueda rendir su declaración ministerial, por lo que las organizaciones de la defensa buscan se cumpla el Protocolo de actuación judicial en casos de niñas niños y adolescentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que establece la protección especial en el proceso judicial, evitando su revictimización, que incluiría la declaración videograbada, y considerarla como prueba anticipada y realizada por personal capacitado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS