Llegan la moda y el estilo al Ángel de la Independencia

El diseñador Francisco Cancino, presentó sus atuendos bordados a mano; con el apoyo de EL UNIVERSAL, el desfile abre el Mercedes-Benz Fashion Week
La colección primavera-verano 2018 del modista mexicano fue la encargada de abrir las actividades del evento, las modelos que vestían blusas y vestidos bordados a mano cautivaron a expertos y a decenas de capitalinos. (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
13/11/2017
00:41
Phenélope Aldaz y Misael Zavala
-A +A

Los ángeles de Yakampot tomaron el emblemático Ángel de la Independencia para desfilar con los diseños de Francisco Cancino, un exponente del trabajo artesanal que este año se ha encargado de comenzar la semana de la moda en el país.

El desfile de modas, organizado con la colaboración de EL UNIVERSAL, dio inicio al Mercedes-Benz Fashion Week, el cual sorprendió a turistas y capitalinos que disfrutaban del paseo ciclista que se realiza cada domingo sobre Paseo de la Reforma.

Con el sol dominical cayendo a plomo, las modelos tomaron la pasarela con atuendos muy al estilo de la cultura mexicana, resaltando los bordados de flores hechos a mano y prendas amplias.

Decenas de pilas con las portadas de El Gran Diario de México sirvieron como asientos para los asistentes al evento que se realizó este domingo al pie de uno de los monumentos más importantes del país.

La cultura mexicana se mezcló en torno al desfile de modas, los colores y diseños de Francisco Cancino, muy al estilo del sur del país convergieron, incluso, con música mexicana y piezas como La Sandunga, considerado como un homenaje oaxaqueño.

Al evento, acudió el Director General de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Lanz Duret, miembros de la familia Ealy y directivos de esta casa editorial.

También estuvieron presentes diversos artistas, como el músico y cantante Kalimba.

Los invitados se sentaron en primera fila del rondel del Ángel de la Independencia para admirar los diseños que se han convertido en exponentes de la cultura mexicana por el trabajo que ha realizado el diseñador al lado de las comunidades indígenas del país.

La mañana del domingo prometía. Desde temprano, un tumulto de gente rodeó la columna de la Independencia ante la expectativa del primer evento que marca el inicio de la semana de la moda en nuestro país y que atraerá las miradas de turistas por los desfiles de modas de diseñadores mexicanos de talla internacional.

Algunas personas, a bordo de bicicletas, otras vestidas con ropa deportiva o acompañadas de sus mascotas fueron partícipes de uno de los espectáculos con un mayor número de reflectores en México y que desde abril de este año se ha expuesto al público en general en distintas sedes al aire libre.

El Ángel de la Independencia es la sede principal, pero otros desfiles de diseñadores prestigiados se podrán ver en el Monumento a la Revolución y otros monumentos históricos de la Ciudad de México.

Pasadas las 10 de la mañana, las modelos con diseños de Yakampot tomaron el Ángel de la Independencia luciendo las prendas de Francisco Cancino, quien marca el estilo con atuendos amplios, bordados a mano, con flores y combinaciones de mezclilla, algodón y manta.

Esta ocasión, el diseñador mexicano hizo dupla con la pintora y poetisa, Carmen Mondragón, quienes con sus colores y combinaciones hacen un merecido homenaje a la cultura mexicana, principalmente a las comunidades indígenas del sur del país.

Las modelos se dieron un tiempo para tomarse algunas fotos con el público, en un desfile que cambia el concepto para abrirlo al público en general.

Toman Paseo de la Reforma. Por segunda ocasión, ciclistas, peatones, modelos y diseñadores convivieron en un mismo espacio. El Ángel de la Independencia se convirtió una vez más en una pasarela de modas.

“Dicen que por las noches no más se le iba en puro llorar, dicen que no dormía, no más se le iba en puro tomar…”, se escuchó desde el Ángel de la Independencia. Así, con los primeros acordes de “Cucurrucucú Paloma”, arrancó el evento.

La primera modelo estaba ataviada con un vestido azul de mezclilla con olanes en la espalda, los cuales se extendían hasta sus brazos; luego siguieron los vestidos de manta y blusas de algodón, que destacaron por sus tonalidades vibrantes como el naranja y el amarillo, y las básicas como el blanco.

La colección primavera-verano 2018 del mexicano Francisco Cancino, quien destaca por sus diseños basados en las culturas indígenas, fue la encargada de abrir las actividades del Mercedes Benz Fashion Week México, que se realiza en colaboración con EL UNIVERSAL.

Y en esta ocasión no fue la excepción, con blusas y vestidos bordados a mano cautivó no sólo a expertos sino a las decenas de capitalinos que cada domingo invaden en bicicleta o patines el Paseo de la Reforma.

No había llegado aún el mediodía, pero el sol se mostraba ya reluciente; entonces se dejaron escuchar el arpa y la guitarra.

“Ay dígame, dígame, dígame usted, ¿cuántas criaturitas se ha chupado usted? Ninguna, ninguna, ninguna no sé, ando en pretensiones de chuparme a usted” entonaron a coro algunos de los asistentes a la semana de la moda, mientras las modelos con perfectas cabelleras lacias y aretes largo, seguían su andar por las escalinatas del Ángel de la Independencia.

Fue al inicio del Fashion Week México, que tuvo que posponer sus actividades a consecuencia del sismo del 19 de septiembre.

Esta es una de las primeras actividades que se realizarán como parte de la semana de la moda, en un espacio público de la Ciudad de México.

Durante este lunes, las colecciones de Mancandy, Colectivo Diseño Mexicano, y de Julia y Renata, se apropiarán de la estación Buenavista del Tren Suburbano.

Por primera vez los andenes de este medio de transporte público se convertirán en una pasarela, en la que convivirán modelos y usuarios, a partir de las 11:00 horas.

Esta es una de las fotografías que los organizadores del evento buscan de vuelta en las principales ciudades de la moda, para demostrar que tras el sismo del pasado 19 de septiembre, la Ciudad de México se mantiene en pie y está lista para reactivar su turismo y economía.

El camellón de la avenida Mazatlán, en la colonia Condesa y el monumento a la Revolución, son otros espacios que a lo largo de la semana permitirán la convivencia de la alta costura y moda urbana, con expertos y peatones.

Justo como sucedió este domingo, los asistentes disfrutaron música tradicional y apreciaron los diseños inspirados en las culturas indígenas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS