Listas, primeras casas resistentes a sismos

Mancera hace entrega a familias en Álvaro Obregón; los damnificados también reciben enseres domésticos
En esta delegación se construirán 90 inmuebles. Las viviendas están hechas con cimentación especial y materiales livianos diseñados para evitar riesgos mayores ante un colapso (FOTOS: BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
16/10/2017
01:03
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

A casi un mes del sismo del 19 de septiembre pasado, Josefa Huerta y Pedro Mendieta recibieron las llaves de la primer casa resistente a los sismos que se construye en la Ciudad.

La pareja de adultos mayores, habitantes de la zona alta de Santa Rosa Xochiac, en la delegación Álvaro Obregón, vivirán ahora en una casa tipo cabaña, que está hecha a base de madera tratada con recubrimiento para darle durabilidad.

Cuenta con dos recámaras, sala comedor, cocineta y baño; base de concreto armado, techumbre acrílica. Se instaló un sistema de captación de agua pluvial y tiene opción a crecimiento de forma horizontal.

Además de la casa, Josefa y Pedro recibieron un refrigerador, estufa, lavadora, colchón matrimonial, vajilla, purificador de agua, batería de cocina, plancha, licuadora.

De la mano de sus hijos, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera recorrió el pueblo de Santa Rosa Xochiac para supervisar la construcción de otras cuatro viviendas. En la delegación Álvaro Obregón se construirán 90 viviendas.

“Hoy estamos supervisando un trabajo que se ha vuelto ejemplo en toda la Ciudad. Estas casas antisísmicas que se están construyendo, de las cuales vamos ahora a ver algunas que ya están concluidas y otras que están en este proceso de conclusión (...).

“En estos días no hay sábados ni domingos, estamos trabajando todos los días, todo el tiempo; hay que estar supervisando muchas de las zonas de la Ciudad y comprometiéndonos en todos esos lugares, pues lo que queremos son resultados y éstos los que venimos a ver hoy aquí”, enfatizó.

El presiente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna, explicó que en Álvaro Obregón son dos los tipos de vivienda que se construirán en beneficio de los damnificados de la zona.

Además de la vivienda tipo cabaña se contará con otra de tipo progresiva, que puede crecer verticalmente hasta en tres niveles, elaborada sobre una cimentación de concreto y estructura de acero inoxidable. Tiene dos recámaras, baño, cocineta, sala comedor y cuarto de servicio.

El diputado local perredista aseguró que en cada uno de los casos se realizó estudios de mecánica de suelo para determinar la cimentación que requiere cada vivienda.

La familia Gutiérrez Rosales es una de las beneficiarias de este tipo de viviendas. “Tuve que salir a nuestro punto de reunión en el pequeño patio que tenemos y ahí pasar sola con mis hijos; por fortuna no nos ocurrió nada”, recordó Maribel, quien acompañada de sus hijos y esposo supervisó ayer los trabajos de construcción.

Rosalío, el padre de la familia, explicó que la vivienda afectada era un cuarto de una sola planta de 60 metros cuadrados. Ahora, dijo, se encuentra viviendo en el cuarto contiguo y esperan que en un plazo de tres semanas tengan lista su nueva vivienda. “Por fin un cuartito nuevo”, expresó Diego, el hijo mayor.

Junto con la delegada en Álvaro Obregón, María Antonieta Hidalgo, el jefe de Gobierno recibió los proyectos de construcción de 15 viviendas más. Además, colocó tabiques en una de las viviendas a construir.

El mandatario capitalino también ingresó a la casa de la familia Chávez, que se dedica a la elaboración de pan en un horno de leña. En dónde comió los productos que elaboran.

La jefa delegacional indicó que en Álvaro Obregón se han revisado 2 mil viviendas, de las cuales 109 han sido catalogadas en nivel rojo, 452 están en amarillo y hay 522 verdes, el resto no tienen daño alguno.

Precisó que se ha entregado material de construcción a 100 familias, se tiene un avance de demolición de 80% en 89 frentes. Además, a consecuencia del sismo de magnitud 7.1, seis iglesias se dañaron.

Las viviendas antisísmicas están hechas con cimentación especial y materiales livianos diseñados para evitar riesgos mayores ante un colapso; las que utilizan materiales sólidos cuentan con estructuras prefabricadas de acero, siguiendo recomendaciones de la Anáhuac, el Tecnológico de Monterrey y la UNAM.

Inversión. Más tarde, en el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5), el jefe de Gobierno indicó que cada vivienda tiene un costo promedio de 150 mil pesos. Estos modelos también se llevarán a los damnificados en Iztapalapa, Xochimilco y Tláhuac.

Para su construcción, explicó, se destinarán recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), por parte del Gobierno federal y del Gobierno de la Ciudad de México, a través del Instituto de Vivienda (Invi): “Esto es algo que ha logrado el gobierno de la Ciudad de México en el diálogo con la Secretaría de Hacienda, porque ustedes saben que tiene reglas muy específicas, de hecho reglas muy rígidas.

“Hemos logrado que haya una reorientación del FAIS, de acuerdo con la capacidad de cada una de las delegaciones, algunas tendrán 60, otras contarán con 30, en otras habrá 150 millones, es decir, cada una de las delegaciones se beneficiará”, detalló.

Artículo

First seismic-resistant houses completed

Mancera hands over houses to earthquake victims in Mexico City; victims also receive basic household items
First seismic-resistant houses completedFirst seismic-resistant houses completed

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS