Ley de reconstrucción paraliza a la Asamblea

Más de siete horas de cabildeo y encuentros privados no bastaron para que las principales fuerzas políticas en discutieran el dictamen
Los minutos y horas transcurrieron sin nada en concreto, sólo declaraciones y por lo menos el sonido, casi tres veces, del timbre para llamar a sesión (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
24/11/2017
01:26
Diana Villavicencio
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Más de siete horas de cabildeo y encuentros privados no bastaron para que las principales fuerzas políticas en la Asamblea Legislativa discutieran, por lo menos en Comisiones Unidas, la ley de reconstrucción de la Ciudad de México.

Afuera del recinto ubicado en Donceles y Allende, desde temprana hora un contingente de manifestantes aguardaba, muchos no eran damnificados; lanzaban consignas en contra de esta iniciativa de ley, azuzados por militantes de Morena.

En las pancartas que portaban se leía: “La izquierda protege a los damnificados, la derecha protege a banqueros e inmobiliarios”.

Los minutos y horas transcurrieron sin nada en concreto, sólo declaraciones y por lo menos el sonido, casi tres veces, del timbre para llamar a sesión. Sólo el último fue el efectivo y fue justo cuando el presidente de la Mesa Directiva, Fernando Zárate, suspendió la sesión ordinaria, la cual nunca arrancó, pero sí citó para este viernes, a las 11 de la mañana.

Antes, casi al mediodía, los diputados de Morena aprovecharon para salir del recinto y frente a los manifestantes cuestionar el dictamen por el que se crea la Ley de Sustentabilidad Hídrica y se habla de privatizar al Sistema de Aguas de la Ciudad.

A final de cuentas este dictamen tampoco se discutió en el pleno del órgano legislativo local.

Aunque los morenistas siempre aclararon que no se oponen a una ley de reconstrucción, sí exigen se otorgue vivienda digna y a fondo perdido para los damnificados; ninguno entró, por iniciativa propia, a las reuniones en que los líderes parlamentarios discutían este asunto.

Cravioto argumentó que no recibieron notificación para asistir a dichos encuentros, aunque quienes estaban en la Asamblea sabían que las fracciones parlamentarias estaban en la Comisión de Gobierno.

“Yo no iba a permitir un dictamen que llegara a pleno sin que todos hubieran opinado, argumentado y tengo que suspender la sesión para lograr un acuerdo”, argumentó Zárate cuando bajó de la Mesa Directiva y habló con los periodistas.

El PRI, en voz del presidente de la Comisión de Administración Pública Local, Adrián Rubalcava, también declaró y dijo que aplazar para hoy el dictamen es con el único propósito de beneficiar a los ciudadanos e identificar a los damnificados que requerirán el financiamiento total por parte del Gobierno capitalino para adquirir sus viviendas y quiénes se pueden acercar a un crédito del Instituto de Vivienda Social (Invi).

Sobre este tema, según borradores del proyecto de dictamen, la ley contempla que el Gobierno de la Ciudad celebrará con instituciones de crédito autorizadas acuerdos para establecer esquemas para el acceso a créditos con tasas preferenciales.

Asimismo, buscará diseñar políticas permanentes de información que fomenten la cultura y práctica de la contratación de seguros entre la población en general.

El presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna, afirmó que hay un avance de 90% de esta ley, y rechazó que aún no haya acuerdo entre los grupos parlamentarios.

El motivo real de postergar para hoy la dictaminación, objetó, es por cuestiones relativas con corridas financieras. No obstante, garantizó que en el dictamen incluirá las propuestas de todos los partidos.

Certificó que para dar transparencia a esta ley se contará con un órgano colegiado de carácter consultivo, en donde participarán damnificados de todas las delegaciones políticas, legisladores locales, la iniciativa privada, la academia y hasta el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, para hacer más efectiva la toma de decisiones.

El asambleísta del PAN Ernesto Sánchez dijo que uno de los temas que finalmente fue superado después de varias horas de cabildeo fue el asunto de la redensificación de un 35% de los inmuebles siniestrados por el sismo del 19 de septiembre.

Aclaró que los panistas no se oponen a la redensificación, si es una decisión vecinal a través de una asamblea condominal y no sea una imposición del Gobierno capitalino.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS