Legisladores piden crear un fideicomiso

Asambleístas quieren destinar prerrogativas a los damnificados por el temblor
Educación. El legislador Juan Gabriel Corchado propuso apoyar a los menores que quedaron desamparados a concluir sus estudios profesionales. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
09/10/2017
01:07
-A +A

[email protected]

De cara a la reconstrucción de miles de viviendas para personas damnificadas por el sismo del 19 de septiembre, diputados de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México insistieron en que las prerrogativas de los partidos políticos, en la capital, se destinen de manera íntegra a la creación de un fideicomiso.

A la par, el vicepresidente de la Comisión de Educación en el órgano legislativo, Juan Gabriel Corchado, pidió a la Secretaría de Educación capitalina que elabore un programa de becas en beneficio de los menores afectados por el temblor.

Hace unos días, el asambleísta pidió la sensibilidad de los consejeros del Instituto Electoral local, de la Secretaría de Finanzas y de los líderes de las fuerzas políticas a concretar esta ayuda en bien de la ciudadanía.

“Deben permitir que los recursos para prerrogativas de los partidos políticos se destinen, en su totalidad, a la creación de un fideicomiso para la reconstrucción y construcción de vivienda ya que no se puede seguir teniendo a la gente en la calle, en parques y deportivos”, dijo.

El legislador local del Partido Nueva Alianza sostuvo que la reconstrucción debe de realizarse de manera pronta y decidida.

“Es mucha la población afectada que no cuenta con los recursos suficientes para iniciar un proceso de esta índole y los partidos políticos han expresado su total interés en que los recursos destinados a las prerrogativas sean canalizados para ayudar a las personas con bienes e inmuebles afectados", aseguró.

Dijo que el gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Educación y la Asamblea Legislativa debe ser solidario con las víctimas y apoyarlas en sus estudios hasta terminar su carrera educativa.

Recordó que tras el temblor fallecieron más de 219 personas, muchos de ellos padres o madres de familia que dejaron a menores de edad desprotegidos, que posiblemente no tendrán los recursos económicos para enfrentar la situación diaria y costear sus estudios hasta los niveles profesionales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS