La Zona Rosa, en caos por demoliciones y remodelación

Más de 100 comercios permanecen cerrados en esa área, lamenta agrupación; en Génova 33 comenzaron con los trabajos para demoler edificio dañado
Del edificio de Génova 33 ayer sacaron diversos objetos de la pizzería y la cafetería que se encontraban en la planta baja para iniciar con la demolición (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
12/10/2017
01:06
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

La Zona Rosa sigue sufriendo: por un lado algunas calles permanecen cerradas por los trabajos de remodelación, mientras que Génova y una parte de Hamburgo están acordonadas por las labores de demolición de dos edificios dañados por el sismo.

De acuerdo con la Agrupación de Comerciantes de la Zona Rosa (Acozoro), hay más de 100 comercios cerrados por ambas actividades.

El dirigente de la Acozoro, Jorge Pascual, refirió que 90% de los afectados se dedican a rentar locales que van de 35 mil a 150 mil pesos mensuales. Dijo que aún faltan por abrir, al menos, cuatro calles que están en proceso de remodelación, y esperar, mínimo, cuatro meses en lo que dura la demolición de los edificios de Génova 33 y Hamburgo 112.

“Hemos registrado pérdidas importantes por la falta de ventas en estos negocios, de los que dependen al menos mil familias, porque no sólo estamos hablando de los negocios que están sobre las calles, sino de los de Plaza La Rosa, que está cerrada”.

Una de las entradas de este centro comercial está sobre la calle Londres, que estuvo sometida a trabajos de remodelación en los últimos nueve meses, lo que afectó a locatarios y comerciantes. La vialidad fue reabierta a principios de esta semana, pero la plaza cerró debido a que a un costado está el edificio de Hamburgo 112 que resultó gravemente afectado por el sismo del 19 de septiembre.

Afectaciones. Poco antes del mediodía, personal de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) comenzó a llegar al edificio de Génova 33. Arquitectos e ingenieros realizaron labores de topografía en la zona.

Asimismo, se llevó a cabo la inspección de la estructura de la escalera del edificio para determinar su estabilidad. Mientras que personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) retiró la acometida eléctrica del inmueble.

En próximos días se hará el apuntalamiento de la escalera para usarla como acceso durante la demolición. De la pizzería y cafetería que estaban en el primer piso del inmueble los trabajadores sacaron diversos objetos. En Hamburgo 112 no se detectaron trabajos de ningún tipo.

A la par de las actividades de demolición, la delegación Cuauhtémoc continuó con las labores de rehabilitación de calles de la Zona Rosa.

En Génova, en el tramo de Hamburgo a Londres que está abierto a la circulación peatonal, quedan detalles pendientes como el cierre de zanjas, el retiro de barreras plásticas y la colocación de estatuas.

En Génova, de Londres a Liverpool, los peatones pueden pasar sólo por los extremos, debido a que en el área central sigue el levantamiento de tierra.

CFE quita cableado. La Secretaría de Obras y Servicios informó que en el edificio de Concepción Béistegui y Yácatas inició el proceso de demolición con la realización de estudios topográficos. Se colocaron marcas en el inmueble para ver qué tan inclinado o hundido está y saber por dónde comenzar la demolición.

Una brigada de la CFE comenzó a podar árboles para liberar el cableado y seguir con el retiro de la línea de mediana y baja tensión. Paralelamente se llevó a cabo un monitoreo topográfico de los siete inmuebles colindantes al edificio de Concepción Béistegui 1503, en la Narvarte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios