La carne de caballo no hace daño: Secretaría de Salud

Secretario de Salud reconoce que la preparación de este alimento para el consumo humano no está regulada
07/11/2017
01:20
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

Las gorditas, tacos, burritos o incluso milanesas que disfruta como parte de su alimentación probablemente estén elaborados con carne de caballo y no de res, reconocieron autoridades del Gobierno de la Ciudad de México.

El secretario de Salud, Armando Ahued, dijo que pese a tratarse de un engaño y aunque no está regulada para la preparación de alimentos, su consumo no genera daños a la salud de las personas.

Artículo

Consumo de carne de caballo no implica riesgo para la salud: especialistas

Enrique Gómez Sánchez, director general de Oporpa, consideró que no hay ninguna carne de mejor calidad que otra, siempre y cuando se sigan las normas de sanidad e inocuidad adecuadas
Consumo de carne de caballo no implica riesgo para la salud: especialistasConsumo de carne de caballo no implica riesgo para la salud: especialistas

“Alguien que come carne de caballo no tiene ningún problema de salud, simplemente está consumiendo un producto no autorizado para consumo humano y hay un engaño”, afirmó.

De acuerdo con el secretario, este engaño se da sobre todo, por la diferencia en los costos, un kilo de carne de res ronda en 150 pesos, mientras que el mismo gramaje pero de carne de caballo cuesta en promedio 75 pesos.

Artículo

Venden carne de caballo como de res en 5 estados

Un estudio patrocinado por la organización Humane Society International identificó que comerciantes de la CDMX, Chihuahua, Pachuca, Aguascalientes y Zacatecas están surtiendo las mesas de los mexicanos con carne de caballo
Venden carne de caballo como de res en 5 estadosVenden carne de caballo como de res en 5 estados

Armando Ahued indicó que en México se tiene autorizada la producción de este tipo de carne, pero no hay regulación alguna para el consumo humano por parte de las autoridades federales.

Ahued Ortega precisó que en México se tienen registrados 11 rastros en los que se procesa carne y en la mayoría de los casos es exportada; en la Ciudad de México no se encuentra ninguno de ellos, por lo que la carne que llega hasta las gorditas y burritos proviene de otros estados de la República.

“Sería difícil que en un taquería llegue uno y pida unos tacos, pues saber si es carne de caballo o si es carne de res; sin embargo, el exhorto es a que cuidemos donde se adquiere la carne; no es un problema tan serio y grande pero damos la cara y decimos que está haciendo el gobierno de la Ciudad en coordinación perfecta con Sagarpa, Cofepris y Profeco”, dijo.

Ante la posibilidad de que le vendan carne de equino, Armando Ahued recomendó comprar el producto en establecimientos formales, revisar que cuente con etiqueta en la que se especifique procedencia y fecha de caducidad, tenga olor fresco, color rojo o rosita, sin mal aspecto y se mantenga en refrigeración.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS