Iztapalapa, sin personal suficiente para revisar tianguis

Hay 362 mercados sobre ruedas y sólo 40 elementos para vigilarlos: Dione
La delegación entregó ayer a la Secretaría de Finanzas, 810 kilos de medicamentos que se vendían de forma irregular en la vía pública. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
25/04/2018
01:47
Redacción
-A +A

La delegación Iztapalapa no se da abasto para realizar operativos de retiro de productos de origen extranjero y venta ilegal de medicamentos en los más de 362 tianguis locales.

Para este número de puntos, sólo hay 40 elementos para orden y limpieza, que tienen que tienen que vigilar hasta 50 sitios por día.

“Nos rebasa la cantidad de población y de comerciantes en la delegación. Vienen muchos comerciantes del Estado de México. Hacemos lo humanamente posible. Hemos dado algunos resultados”, afirmó la delegada Dione Anguiano.

Se calcula que hay alrededor de más de 90 mil comerciantes en tianguis en toda la delegación.

Como parte de estos operativos, ayer por la tarde la delegación entregó 810 kilogramos de medicamentos (que representan 500 mil dosis que circulan en la vía pública), a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Finanzas capitalina.

Además, se entregaron 2 mil 925 discos magnéticos, entre ellos películas pornográficas, y mil 491 cajetillas de cigarros de origen extranjero.

“Para poder reordenar los tianguis pues tendríamos que tener personal de tiempo completo, porque en un solo lugar se pueden poner hasta tres líderes, que se pueden poner entre tres y cuatro veces a la semana”, dijo.

Ricardo Ríos, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Finanzas, afirmó que el problema está en las aduanas, desde donde se permite la entrega de productos ilícitos en el país.

En ese sentido, la delegada de Iztapalapa, Dione Anguino, reconoció que hay corrupción para permitir que estos productos se vendan.

“Esto es una muestra de que llega por aduanas, las películas pornográficas también llegan por aduanas, y cuando hablamos de que llegan hasta el tianguis de Iztapalapa, pues no es la delegación”, externó.

La Unidad de Inteligencia Financiera explicó que se utilizan diversos procesos para la destrucción o reutilización de estos productos, por ejemplo, la boquilla del cigarro se reutiliza como relleno de almohadas, y el resto se ocupa como composta.

Anguiano Flores refirió que los medicamentos y productos de contrabando se venden en mitad de precio en los tianguis. Si bien, algunos son caducados, otros son de marcas que no están registradas en el país.

“La gente consume a partir de una necesidad económica que incluso entendemos. La idea y el objetivo es cuidar la salud”, dijo la delegada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS