Intentan linchar a chofer que agrede a manifestantes

Trifulca deja un saldo de tres personas detenidas y otras tres heridas; gresca provocó el cierre, durante tres horas, de la avenida Centenario
Padres de familia protestaban por el cierre de una escuela cuando fueron atacados, por lo cual intentaron quemar el vehículo del agresor y le lanzaron piedras, por lo que tuvo que llegar la policía capitalina (HUGO GARCÍA. EL UNIVERSAL)
09/11/2017
01:43
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

Tres personas fueron detenidas y otras tres resultaron lesionadas después del enfrentamiento de la tarde del miércoles entre colonos de Herón Proal en la delegación Álvaro Obregón contra granaderos.

Alrededor de las 11 de la mañana un grupo de 20 padres de familia bloqueó la avenida Centenario para exigir que las clases en la escuela primaria Toribio Velasco fueran reanudadas, desde el sismo del 19 de septiembre los alumnos no van a clases por los posibles daños del inmueble.

Sin embargo, la manifestación de los padres de familia se interrumpió cuando un conductor de una camioneta roja, tipo Pick Up Ford, les aventó el vehículo para abrirse paso. Los manifestantes reaccionaron a la agresión, por lo que el hombre, quien primero se identificó como policía auxiliar de la Ciudad de México, presuntamente les lanzó gas pimienta.

Ante esto, la gente comenzó a tomar piedras y a lanzarlas contra el vehículo, le poncharon las llantas e intentaron prenderle fuego.

Una ambulancia llegó a la avenida para apoyar a los niños que recibieron el gas pimienta.

En el lugar ya se habían desplegado elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, por ser una manifestación planeada. Sin embargo, cuando las agresiones aumentaron, arribaron alrededor de 300 granaderos y vehículos para contener la violencia.

Un grupo de policías, protegidos con sus equipos, rodearon la camioneta para evitar que los colonos lincharan al conductor. Mientras una grúa fue conducida hasta el lugar para retirar el vehículo. Los intentos de la policía fueron frustrados porque un grupo de personas continuó con las agresiones.

Una mujer de aproximadamente 30 años subió al parabrisas de la camioneta y pateó el toldo, mientras animaba a otros a seguir la acción. Los oficiales la bajaron y se replegaron. Al no poder mover la camioneta optaron por empujarla. Pero la gente seguía lanzando piedras.

Tras la gresca, los ánimos se controlaron, los policías se retiraron en sus vehículos y motocicletas.

La circulación de la zona resultó severamente afectada durante tres horas porque los policías impidieron el paso a los transeúntes y vehículos.

La SSP informó que tres policías resultaron heridos, uno fue trasladado a un hospital por los elementos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

Además tres personas fueron detenidas, entre ellas el conductor del vehículo, quien fue trasladado a una Agencia del Ministerio Público, podría enfrentar un cargo por el delito de tentativa de homicidio, al usar un automóvil contra manifestantes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS