Inseguridad pega a equipo del Médico en tu Casa

Brigadistas han sido víctimas de robos mientras realizan sus visitas; plantean que la SSP los acompañe
Víctimas. Los visitadores agredidos son médicos y pasantes contratados por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/02/2018
01:04
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Personal del Gobierno de la Ciudad de México que labora en el Médico en Tu Casa se ha visto afectado por la inseguridad.

De septiembre pasado a la fecha, cinco grupos dedicados a visitas de campo fueron robados y tres de los médicos lastimados al oponerse a ser asaltados.

El 6 de febrero en Iztacalco un grupo de trabajadores capitalinos fue robado por cinco personas en las inmediaciones del Campamento 2 de Octubre. Con lujo de violencia los despojaron de sus teléfonos celulares, carteras, dinero en efectivo, así como de la pantalla digital de una báscula.

El incremento en las denuncias con el mismo modus operandi se registra en por lo menos cuatro delegaciones, los eventos llamaron la atención de las autoridades que no descartan que los propios delincuentes pidan el servicio en determinadas colonias a ciertas horas, después, aparentemente, siguen a los médicos por algunas calles hasta encontrar el momento justo para robarlos.

Las delegaciones donde se han cometido los ataques contra los médicos son Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, en estos lugares, los empleados de la Secretaría de Salud de la Ciudad ya no quieren hacer visitas, pues de antemano saben que pueden ser víctimas de robo, incluso se avisan entre ellos para que los “nuevos” tomen precauciones antes de ir a esos lugares.

El asalto más reciente ocurrió apenas el pasado 21 de febrero, según la carpeta CI-FIZC/IZC-1/UI-2 S/D/00213/02-2018, el modus operandi fue el mismo; los empleados de salud acudieron a una visita de rutina en las calles Guillermo Prieto y Melchor Ocampo; sin embargo, 20 minutos después de iniciar el recorrido fueron sorprendidos por delincuentes, quienes aparentemente ya los esperaban.

Después de eso caminaron hacia una arteria principal donde solicitaron ayuda a una patrulla de la SSP, cuyos elementos les brindaron apoyo, pero también las advirtieron que tuvieran mucho cuidado porque ese tipo de delitos “sucedían con frecuencia” en la zona.

Ante tal situación, el personal que brinda los servicios médicos plantearon que los recorridos se realicen con policías o en su defecto, limitarlas a ciertas horas del día.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS