Inducen al coma a atacante de mujer en Reforma 222

Médicos buscan que su cerebro se desinflame y sea posible reanimarlo; permanece bajo resguardo policial
Centro Comercial Reforma 222 (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
23/03/2018
00:27
David Fuentes
-A +A

[email protected]

El agresor de quien fuera su pareja sentimental el pasado lunes en una tienda de la plaza comercial Reforma 222, aún se encuentra grave de salud y permanece bajo resguardo de policías de la Procuraduría capitalina, debido a la gravedad de sus lesiones.

Alejandro “N” fue inducido a un coma para que de esta manera su cerebro se desinflame, se recupere, y así los médicos puedan reanimarlo.

Por tal situación, no ha podido declarar ante las instancias correspondientes y aunque sus familiares aportaron información, las autoridades mantienen como “pasional” el móvil del delito y el imputado sigue un proceso legal por el delito de feminicidio en contra de su ex pareja sentimental, Selene, y en caso de sobrevivir a sus lesiones, podría alcanzar una sentencia de 70 años de prisión.

Mientras el imputado sigue en recuperación, el proceso penal en su contra continúa y la PGJ capitalina presentó ante un juez de Control pruebas relacionadas con este feminicidio.

Durante la audiencia inicial, el juzgador calificó como legal la detención y determinó suspender el proceso hasta que el probable participante, quien está en un hospital por haberse disparado, se encuentre apto para rendir su declaración.

“La persona imputada fue inducido a un coma para desinflamar una parte del cerebro, todavía está con vida y estamos terminando la integración del expediente para que en su oportunidad sea presentado ante un juez de Control. Lo que sabemos es que al parecer ella ya no quería tener ningún contacto con él y esto fue lo que motivo la agresión”, comentó Guillermo Terán Pulido, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría capitalina al ser cuestionado al respecto.

Se dio a conocer que también se investiga el arma de fuego encontrada en la escena del crimen y la cual se utilizó para asesinar a Selene, para determinar si la misma pistola se utilizó en otros homicidios dolosos, pues a decir de sus propios familiares, Alejandro “N” se dedicaba al robo con violencia y al no tener un trabajo estable, al menos una vez al mes salía en busca de víctimas.

Alejandro “N” es considerado por sus propios familiares como una persona sumamente violenta, con quien no tenían contacto frecuente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS