Exigen justicia por la muerte de un menor en guardería de Aragón

Niño murió por asfixia; padres piden castigo para los maestros del plantel
Protestan. Más de 200 personas colocaron pancartas para alertar a los otros padres sobre la negligencia de educadoras (ESPECIAL)
19/09/2017
01:17
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Poco más de 200 padres de familia de la guardería “Jardín de Niños Francisco Zarco”, ubicada en San Juan de Aragón, protestaron la mañana del lunes frente al inmueble y obstruyeron la circulación de avenidas principales en la delegación Gustavo A. Madero para exigir castigos contra los educadores y la directora del plantel, al imputarlos en el homicidio por negligencia de un niño de cinco años de edad.

Según los tíos del pequeño Ángel Gael, el pasado 13 de septiembre empleados de la guardería les hablaron por teléfono y les avisaron que el menor había tenido un accidente.

Los trabajadores les explicaron que el pequeño se tragó una uva y se estaba ahogando; sin embargo, al teléfono les aseguraron que no se preocuparan porque ya estaba recibiendo atención médica; sin embargo cuando llegaron a la guardería lo encontraron afuera, sobre un escritorio y era atendido por una persona ajena al jardín de niños.

De inmediato se llevaron al pequeño Gael al hospital más cercano, ahí les dijeron que tenía más de media hora de haber fallecido. Los familiares regresaron y reclamaron a los encargados de la guardería la negligencia, pero la directora les cerró las puertas y se deslindó de toda la responsabilidad.

Ahora piden que la autoridad inicie una investigación y que la directora de la guardería, Itzel Acosta Delgadillo; así como la educadora del menor, Marisol Angélica Iraeta, sean castigadas.

“Todos los papás que estamos aquí exigimos justicia para Gael, quien murió por una negligencia de los maestros, no saben dar los primeros auxilios y por eso murió mi sobrino. El día que pasó todo nosotros venimos por él y lo trataron muy mal, estaba sobre un escritorio y un vecino de la colonia, ajeno totalmente a la institución lo trataba de revivir, estaba afuera porque las maestros no querían que eso pasara dentro de la escuela.

“Después les reclamamos [a los maestros] y nos dijeron que ellos lo entregaron aún con vida, pero eso no es cierto, cuando llegamos lo llevamos al hospital donde nos dijeron que ya tenía media hora de muerto. Desde que nos llamaron hicimos cinco minutos a la escuela y otros cinco al hospital, vivimos aquí cerca, pero ya estaba muerto, ahora lo que nos dicen es que no se van a responsabilizar y eso no es justo, mi sobrino merece justicia”, explicó José Luis Cabrera, tío del pequeño Ángel Gael.

A pesar de la protesta y que se colocaron carteles y mantas en el edificio para alertar a otros padres de familia sobre la negligencia de las educadoras de esta guardería, el plantel escolar continuó con las clases normales desde el pasado jueves, lo que causó indignación a los familiares del menor.

La protesta empezó poco después de las 9:00 horas del lunes y concluyó pasando las 14:00 horas, ya cuando las autoridades acordaron realizar un diálogo entre la parte acusadora y los encargados de la guardería.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS