“Es el invierno más intenso de los últimos años”

Pobladores de Las Cruces consideran que la sensación térmica es de hasta -6 grados
En Ocoyoacac, entre La Marquesa y la ciudad de Toluca, las bajas temperaturas congelaron hasta las plantas; el termómetro llegó hasta -3 grados. (ARTEMIO GUERRA. CUARTOSCURO)
31/01/2018
01:09
Claudia González
-A +A

[email protected]

El agua de la llave está cristalizada, los árboles cubiertos de hielo y el asfalto es una pista de patinaje; así amanecieron los municipios del Valle de Toluca que conectan con la capital del país. Es un trayecto con parajes repletos de nieve desde La Marquesa hasta Cuajimalpa, los pastos lucen blancos y los techos helados.

Como si de otro país se tratara, desde las primeras horas del día, los automovilistas publicaron en las redes sociales la lenta circulación que había en la carretera México-Toluca, que impidió a muchos llegar a su trabajo o escuela.

En el Valle de Toluca, los negocios de comida y motocicletas, de La Marquesa, lucen blancos, por una película fina de hielo que apenas se identifica y se pierde entre la maleza. El paisaje es fotografiado por quienes se trasladan en sus vehículos rumbo a la Ciudad de México.

En Las Cruces, como se llama el poblado al pie de la carretera en dirección a la Ciudad de México, a partir del kilómetro 30, los vecinos platican que desde hace 30 años no sentían un invierno tan crudo como el de este año.

“Es la tercera vez que nos cae nieve con esa fuerza, hace tres años cayó mucho más hielo, pero la temperatura es muy helada, alcanzamos los dos o tres grados bajo cero, aunque la sensación térmica es de hasta cinco o seis grados abajo”, platica Sara Lagunes.

En el camino se observan habitantes pegando con pala en el hielo para retirarlo del camino, que se torna bastante peligroso, al descender de la parte boscosa es posible que derrapen, además las curvas y la carpeta asfáltica cubierta de hielo genera que los vehículos resbalen y bajan la velocidad.

Desde La Marquesa, pasando la Pila elementos de la Policía Federal recomiendan a los automovilistas tomar las precauciones necesarias y no arriesgar su vida con accidentes fatales.

“No es el frío normal de cada año porque desde enero y febrero sentimos las bajas temperaturas, sólo que este año es peor que cualquiera del que tengamos memoria, bajaron mucho las temperaturas”, comenta Carmen Rivas, habitante en La Pila, zona en lo límites de la Ciudad y el Estado de México.

La gente dice que no se trata de nieve sino otro tipo de hielo que es difícil de trozar; no sirve de nada encender la estufa, conectar calentadores, pues el costo de gas y luz es imposible de pagar.

“El clima está terrible, es el frío más duro que sentimos; no nos queda más que calentar agua, quitar el hielo y usar líquidos muy calientes”, dice Carmen.

Los vecinos de la región están de fiesta, se toman fotos con sus celulares frente a los árboles congelados, las llaves y el riachuelo cristalizado; descienden con cuidado, la calle es una gran resbaladilla por la que varios caen antes de llegar a la parada del camión.

Todos tratan de seguir con su vida cotidiana, pero salen hasta dos horas antes de lo normal, el hielo ha congelado todo, menos los horarios de llegada a las actividades de la gente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS