En la Zona Rosa los toldos de negocios serán de color negro

Alistan relanzamiento del área tras la remodelación; Gobierno y delegación publican los lineamientos
Los lineamientos para la nueva imagen de la Zona Rosa fueron establecidos en común acuerdo con vecinos y comerciantes, afirman funcionarios de la delegación Cuauhtémoc. (FOTOS: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
11/08/2018
02:09
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Los restaurantes, bares, cafeterías y demás establecimientos de la Zona Rosa que colocan enseres en la vía pública tendrán una imagen uniforme con toldos y sombrillas de color negro, así lo establecen los nuevos lineamientos para regular este tipo de mobiliario.

Las nuevas directrices buscan ordenar la instalación de enseres en calles y terrazas, para que estén apegados a la ley y se respete el paso peatonal, de acuerdo con un documento publicado por la delegación Cuauhtémoc.

“En conjunto con el gobierno de la Ciudad de México queremos hacer un relanzamiento de la Zona Rosa después de las obras de rehabilitación”, comentó Adolfo Román, director general Jurídico y de Gobierno en Cuauhtémoc.

En los lineamientos difundidos en la Gaceta Oficial se indica que los establecimientos en la Zona Rosa deberán delimitar la extensión de enseres que ocupen con una línea de pintura de color negro en el pavimento y se deberán respetar los anchos mínimos para el paso peatonal en las banquetas donde exista arroyo vehicular.

En el rubro de toldos y sombrillas se indica que deberán ser de color negro, pero en el caso de los inmuebles con carácter patrimonial queda prohibido colocar cualquier tipo elemento que vaya adosado o fijado a la fachada.

“Todo elemento de servicio, como mesas y sillas, deberá ser retirado y guardado en el interior del establecimientos al finalizar el servicio”, establecen los lineamientos.

Los toldos serán autosoportados en el caso de inmuebles patrimoniales, y las sombrillas serán hexagonales, también de color negro.

En los inmuebles que no están catalogados y que tienen derecho a instalar terrazas, “podrán colocar un toldo adosado en fachada retractable, manual o motorizado, o fijo o autosoportado, color negro”.

Se precisa que las medidas deberán apegarse a la Ley de Establecimientos Mercantiles y habrá posibilidad de colocar cortinas enrollables en las laterales.

Adolfo Román aseguró que los lineamientos se realizaron de común acuerdo con vecinos y empresarios de la zona, quienes decidieron que los techos y los paraguas fueran de color negro para generar una imagen urbana homogénea y porque se desgastan menos.

Entre las demandas vecinales atendidas “se acordó el color, evitar que haya objetos adosados a los predios o al piso, y que se cumpla con la ley”, detalló el funcionario de la delegación Cuauhtémoc.

Adolfo Román explicó que los negocios no podrán tener una superficie de enseres en calle superior a 50% del área del inmueble y se deberán respetar las restricciones que marca la ley para dejar el espacio para los peatones.

Al preguntarle si los negocios que tienen enseres de otro color deberán cambiar por unos de color negro, dijo que sí, pues fue parte del aval que dieron los propios empresarios, y además el cumplimiento de las reglas “será obligatorio”.

Dijo que 80% de los locatarios están de acuerdo y varios se comprometen a cambiar los toldos y sombrillas a la brevedad, pero el acuerdo es que conforme tengan que renovar su permiso de colocación de sillas y mesas en vía pública hagan el cambio de las techumbres.

En tanto, el documento publicado ayer dice que “los establecimientos mercantiles deberán atender los presentes lineamientos a partir del día siguiente de su publicación en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México y tendrán como máximo hasta el 30 de septiembre de 2018”.

Mantente al día con el boletín de El Universal