Empieza renovación del transporte público en Tlalpan

Microbuses serán sustituidos por 200 camiones a gas natural
El corredor Tlalpan tendrá carriles con elementos amigables al tránsito, serán de tipo preferencial para el transporte público pero no de uso exclusivo. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/09/2017
01:08
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Luego de que se anunciara que saldrán de circulación 882 microbuses tras el comienzo de operaciones el corredor Tlalpan-Izazaga y que serán sustituidos por 200 autobuses a gas natural, los transportistas de la línea 1, 111 y 26 aseguran que no serán afectados e incluso ya están trabajando para invertir en nuevas unidades.

El presidente de la Ruta 111 y representante del ramal Taxqueña-Avenida del Imán, de la Ruta 1, Fernando Ruano Bolaños, aseguró que el próximo mes llegarán las primeras unidades de las 50 que se planean comprar para la 111; será una inversión de 140 millones de pesos y consideró que las otras dos rutas podrían invertir 280 millones de pesos cada una, pero que será benéfico para los usuarios.

“Nos vemos beneficiados los verdaderos transportistas. Corremos tres rutas y el jefe de Gobierno nos dio todas las facilidades de meter los expedientes; ahí se demostrará cuántos camiones realmente existen y cuántos hay con placas ficticias. Dicen que son 882 microbuses, pero nunca he visto más de 300 ”, aseguró Ruano.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) publicó en la Gaceta Oficial la declaratoria de necesidad para la prestación del servicio de Transporte Público Colectivo de Pasajeros del Corredor Concesionado Izazaga–Tlalpan, en donde se especifica que serían retirados 882 camiones, los cuales son de baja capacidad, generan saturación en la vialidad y baja eficiencia en la captación de usuarios; sin embargo, Ruano asegura que no hay esa misma cantidad de socios.

El líder transportista explicó que la Ruta 111 tiene 90 camiones con modelos actuales, pero aseguró que por someterse a las normas cambiará a 50 autobuses de gas natural; afirmó que la Ruta 1 aparentemente tiene 350 microbuses y tendrán que renovarse al menos 100, aunque dudó que fuese ese número el correcto.

“La ruta 1 y 26 tienen que renovar al menos 100 camiones cada una, pero cada camión cuesta 2.8 millones de pesos, entonces serían 560 millones de pesos”, comentó.

En el documento publicado esta semana se menciona que el corredor tendrá carriles con elementos amigables al tránsito, serán de tipo preferencial para el transporte público pero no de uso exclusivo. Se evitará el ascenso y descenso en doble fila, disminuyendo el impacto en el tránsito que esto genera en horas pico.

Además, se dotará de la infraestructura y equipamiento auxiliar necesarios, así como del mantenimiento que garantice sus condiciones de funcionalidad. Cualquier obra mayor o de mantenimiento que se lleve a cabo posterior al inicio de actividades del nuevo corredor, deberá garantizar la continuidad de su operación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS